Una misiva desde Écija al turismo ecuestre

El Correo Postal celebra su séptima edición para captar a los visitantes. Desde 2004, este evento se ha celebrado en mayo, octubre y, en esta edición, en septiembre.

el 11 sep 2010 / 20:02 h.

Los jinetes y sus caballos se disponen a tomar la salida en Écija.

El Correo Postal, una de las pruebas más importantes del calendario ecuestre, celebró ayer su séptima edición. Desde que empezara su andadura, en 2004, ha pasado de tener lugar en mayo a llevarse a cabo en octubre y, ya por último, en septiembre.

Se trata de un raid hípico, una carrera de resistencia sin obstáculos artificiales, de un solo día, que se corre por etapas entre Écija y Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Cada etapa está cubierta por un jinete y un caballo, asistidos durante el recorrido. Además, hay una parada donde se desensilla al caballo y se le presenta ante los veterinarios para que evalúen si el animal está en condiciones para seguir, una condición inexcusable para poder seguir en carrera.

Más allá del carácter deportivo, el Correo Postal pone en valor turístico todos los territorios por los que pasa: Écija, Osuna, Morón de la Frontera, Los Molares, Villafranca y Los Palacios y Villafranca, además de Sanlúcar de Barrameda. La carrera reproduce el trayecto que hacían los correos a caballo por las comarcas sevillanas de la Campiña y Bajo Guadalquivir y las playas de Sanlúcar de Barrameda.

De hecho, es la comarca del Bajo Guadalquivir la que más se beneficia de este escaparate, ya que es la que más etapas reúne. Por eso, en Sanlúcar se vive la fiesta del campeón y en Écija es sobre todo la víspera de la salida el motivo de festejo. En Écija se presentan los equipos, antes con un desfile por la ciudad, que este año se sustituyó por una recepción oficial en la casa hermandad del Rocío. Allí estuvo el delegado provincial de Turismo, Comercio y Deporte, Francisco Obregón, el presidente de la Federación Andaluza de Hípica, Joaquín Medina, el vocal de Raid de la citada federación y director de la prueba, Rafael Garrido, y la concejal de Deportes, Carmen López.

El Ayuntamiento, coorganizador del Correo Postal, lo considera "un acontecimiento único en España" para difundir "los atractivos de cada municipio desde el punto de vista turístico".

En esta séptima edición han sido diez los equipos participantes, lo que supone 60 binomios (jinete más caballo) de toda Andalucía, "lo que mueve una caravana de más de 200 personas y cerca de cien vehículos".

Écija es punto de partida del Correo Postal porque, según la organización, "es una ciudad afamada por sus célebres ganaderías y por sus numerosos aficionados; una ciudad que ha visto nacer a Juan Manuel Muñoz, olímpico en Pekín en doma clásica, montando a Fuego XXII", caballo de la ganadería ecijana Cárdenas.

"Podemos seguir despertando esta afición al caballo, potenciando la iniciación a la práctica de las distintas disciplinas deportivas ecuestres", enfatiza Carmen López, la concejal de Deportes astigitana, que apunta que "en unos meses, se espera que sea una realidad la puesta en funcionamiento de la escuela hípica municipal". En esta nueva propuesta se ofertará formación en las diversas modalidades y disciplinas ecuestres: desde la equitación de base, la doma clásica y vaquera hasta la equitación terapéutica. Los ecijanos, además, también podrán disponer de "unas infraestructuras inmejorables para realizar espectáculos y competiciones ecuestres".

  • 1