Una mujer de la actual ejecutiva aspira a dirigir la renovación de UGT-A

El área del sector público propone com secretaria general a Carmen Castilla. Necesitará 81 de 121 votos, pero los críticos piden crear una gestora

el 07 ene 2014 / 22:00 h.

AND2El sindicato UGT-A llega hoy fragmentado al comité extraordinario, máximo órgano entre congresos, que debe decidir la mejor fórmula para renovar la ejecutiva y sacar a la organización del atolladero en el que se encuentra tras el escándalo del desvío de fondos para cursos de formación a parados. La renovación de la UGT-A pasa por dos vías posibles: una de aparente continuidad y otra de ruptura con el pasado. La primera opción es que en el comité de hoy salga elegido el nuevo secretario general del sindicato, un puesto que está vacante desde que el exlíder, Francisco Fernández Sevilla, dimitió el pasado noviembre acosado por las facturas falsas. Sin embargo, esta posibilidad no ha cobrado forma hasta el último momento por una alarmante ausencia de candidatos con apoyos suficientes para tomar las riendas del sindicato. Hasta ayer nadie había dado un paso adelante para postularse como líder para afrontar una de las situaciones más difíciles a las que se ha enfrentado la UGT. El sindicato está quebrado por conflictos internos, que se recrudecieron tras ejecutar un ERE en el que fueron despedidos 159 trabajadores, y que ha acabado en los tribunales. Además sus sedes fueron registradas por la Guardia Civil, por orden de la jueza del fraude de los ERE, Mercedes Alaya, que investiga posibles irregularidades en su contabilidad, y para rematar la Junta le reclama la devolución de 1,2 millones de euros por el uso indebido de ayudas públicas de formación, mientras investiga otros 17 expedientes por valor de 7,5 millones. En las últimas 24 horas, la potente FSP (Federación de Servicios Públicos) ha propuesto como candidata a la Secretaría General a Carmen Castilla, actual secretaria de Políticas Sociales e Igualdad de la Ejecutiva. Castilla, de 45 años, es natural de Écija (Sevilla), y ha trabajado como jefa de Enfermería en el hospital Macarena y en el Virgen del Rocío. Entró de la mano de la federación de Servicios en la ejecutiva de Francisco Fernández, que fue votada mayoritariamente en el congreso de mayo de 2012. Ella era una de las caras nuevas en una dirección que integraba a jóvenes y veteranos. Fuentes de su entorno la definen como una “mujer inteligente y preparada, que aprende rápido y representa otra forma de hablar dentro de la organización, pero que tiene poco bagaje sindical”. No es habitual que un sector anuncie un candidato cerrado horas antes de un congreso en el que no está nada clara la unidad sindical, y donde además el voto es secreto. Sin embargo, la FSP cuenta con el aval de ser la federación más potente del sindicato, cuenta con 26 delegados, pero a rebufo de ella van otras federaciones importantes (Servicios, Educación, Industria, Agricultura y algunas provincias, como Málaga y Granada). Aun así, la sección del Metal, la segunda mayoritaria en UGT, no es afín a la FSP ni respalda a su candidata. La gestora // Carmen Castilla, si al final hoy se oficializa su candidatura, necesitará 81 votos de los 121 delegados del congreso para ser elegida nueva secretaria general de la UGT-A. Una vez elegida, podrá sustituir hasta cuatro miembros de la actual ejecutiva (más de la mitad obligaría a constituir una gestora). Si es elegida se evitará la segunda opción para renovar el sindicato, que pasa por nombrar a una gestora (por un máximo de cuatro meses) y convocar un congreso extraordinario antes del verano. La dirección actual quiere evitar esta opción a toda costa, entre otras razones, porque un congreso es algo muy costoso y el sindicato no disfruta ahora de unas cuentas demasiado saneadas. El sector crítico exige una gestora, hasta el punto de amenazar con una “guerra interna” si se vota a un candidato de “continuidad”. Pero los críticos no cuentan con verdadero peso específico en la organización. El veterano Germán Domínguez, exsecretario de Formación durante tres mandatos de Manuel Pastrana, ya intentó sin éxito montar una lista alternativa a Fernández en el último congreso. También desde la Ejecutiva central de UGT en Madrid, que dirige Cándido Méndez, prefieren que la actual cúpula de la federación andaluza, “tocada por los ERE y el lío de las facturas”, sea sustituida y “que se abra la organización a las bases”. El secretario de organización de UGT, José Javier Cubillo, acudirá hoy al comité.

  • 1