viernes, 22 marzo 2019
15:03
, última actualización
Local

Una mujer muere apuñalada en la puerta de su domicilio

En su propio domicilio y sin posibilidad de defensa. Rocío abrió la puerta de su casa y se encontró con cuatro asaltantes que le asestaron una puñalada certera en el corazón. Su marido, al que buscaban los agresores, y su hijo, de 11 años, estaban en el interior de la vivienda en el barrio de Los Alcores. Foto: Gregorio Barrera.
> Investigan un posible ajuste de cuentas

el 15 sep 2009 / 21:12 h.

TAGS:

En su propio domicilio y sin posibilidad de defensa. Rocío abrió la puerta de su casa y se encontró con cuatro asaltantes que le asestaron una puñalada certera en el corazón. Su marido, al que buscaban los agresores, y su hijo, de 11 años, estaban en el interior de la vivienda en el barrio de Los Alcores.

Según la versión oficial ofrecida por el alcalde de Mairena del Aljarafe, Antonio Conde (PSOE), el suceso mortal se produjo cuando una riña de tráfico se trasladó de la calle al domicilio de Rocío, donde ésta se encontraba con su hijo. Al parecer, explicó el regidor, el marido de la fallecida llegó a su casa, un tercero del número 39 de la calle San Isidro Labrador, después de discutir con varios individuos a propósito de un altercado con sus vehículos. Los presuntos homicidas llamaron entonces al timbre de la casa después de seguir al hombre y, tras un forcejeo, asestaron la puñalada mortal a la mujer, de 31 años, que falleció en el acto.

Los vecinos, alertados por los gritos de la pelea y la petición de auxilio de la pareja de Rocío, salieron al descansillo y se encontraron con la dramática escena. La mujer yacía en la escalera en medio de un charco de sangre. Cuando llegaron los servicios sanitarios comenzaron con las labores de reanimación, que se prolongaron durante más de 45 minutos sin que pudiera hacerse nada por salvar su la vida, ya que la cuchillada había acertado de pleno en el corazón.

Para el alcalde éste es "un hecho puntual en un barrio obrero y trabajador", un incidente que desvinculó de cualquier asunto turbio relacionado con la fama de marginal que tiene el barrio.

Versión vecinal. Los vecinos congregados alrededor de la calle de la fallecida, que no salían del asombro por lo trágico del suceso, relataron, no obstante, otra versión de lo sucedido. Según estas afirmaciones, Rocío se encontraba sola con el hijo en casa cuando dos hombres llamaron a la puerta preguntando por el marido. Como la mujer no supo contestar a esta demanda, los intrusos le clavaron el cuchillo en el pecho y salieron huyendo. Según estas mismas fuentes, en la calle podría haber otros dos individuos que escaparon con los autores materiales por la carretera de El Almendral en sentido a Palomares, extremo éste que confirmó el 112.

Hasta el lugar de los hechos se desplazó una brigada Judicial de la Guardia Civil y efectivos de la Policía Local. Para atender al menor, que se encontraba en estado de shock, acudieron los psicólogos del Ayuntamiento.

Fuentes del Instituto Armado descartaron que se trate de un crimen relacionado con la violencia machista, aunque reconocieron que ahora mismo no se descarta ninguna otra opción.

  • 1