viernes, 14 diciembre 2018
03:59
, última actualización
Deportes

Una noche para decir ‘aquí estoy’

El equipo de Míchel se situaría a un punto de la Liga Europa y a cinco de la Champions si gana al Mallorca de Joaquín Caparrós.

el 01 abr 2012 / 18:35 h.

Medel y Negredo, dos baluartes.

Desde hace semanas, cada partido es casi un match ball para el Sevilla, pero el equipo de Míchel ha respondido a los golpes de sus rivales. Primero ganó en Santander y luego en Granada, dos triunfos que mantienen intactas sus opciones de lograr una plaza de competición continental. Ahora, al Sevilla, en este atípico día de fútbol en Lunes Santo, tiene una gran ocasión de recortar distancias. Si gana al Mallorca, se situaría a un solo punto de la Liga Europa, a cinco del cuarto puesto y a seis del tercero.

Es, por tanto, una noche para decir aquí estoy, para dejar claro a todo el mundo que este Sevilla piensa volver a pasear su escudo por el continente. Tal y como ha discurrido la temporada, la misión es difícil, y ocasiones como ésta de meterse absolutamente de lleno en la pelea puede haber muy pocas en las nueve jornadas que quedan para la conclusión.

"No podemos mirar hacia otro lado. Tenemos una distancia considerable con esos puestos, pero también ciertas opciones, y todo eso pasa por nosotros, no por los rivales", ha declarado Míchel esta semana. El Sevilla sabe que si rinde al nivel que dio tanto en Santander como en Granada, con seis goles marcados y ninguno en contra, ideas claras, mentalización, concentración y acierto, tiene serias opciones de derrotar al Mallorca.

Si gana, sería la tercera victoria consecutiva, algo que no se ve desde tiempos de Manolo Jiménez. Dos años y cuatro meses -se dice rápido- han pasado desde la última vez que el Sevilla ganó tres partidos de Liga seguidos. Un dato que habla por sí solo de la irregularidad acusada en estos últimos tiempos. Con todo, más allá de los datos, ganar esta noche significaría ver a ese Sevilla que tanto el club como la afición esperan, un Sevilla que vuelve a poner sonrisas en las caras.

Deivid es a principal novedad de la convocatoria, formada por 18 jugadores. El zaguero del filial entra para cubrir la baja de Fernando Navarro, lesionado y sancionado. Perotti y Spahic, tal como se esperaba, causan baja definitivamente. Tampoco entra en la lista Campaña, quien ha estado toda la semana jugando con la selección sub 19 en Montenegro. Guarente, tampoco.

Míchel dará a Luna el puesto de lateral zurdo, única novedad de un once sin jugadores como Rakitic o Kanouté y que tendrá a Manu del Moral y Negredo como puntas de lanza. El jiennense, en racha goleadora, se ha ganado el puesto y el madrileño vuelve a marcar. Ambos están en un buen momento y su aportación será imprescindible.

LLEGA CAPARRÓS. Enfrente estará el Mallorca de Joaquín Caparrós. El utrerano regresa al Sánchez-Pizjuán entre comentarios sobre su futuro y con un equipo al que ha dado tranquilidad. Sólo tres puntos le separan del Sevilla, lo que augura un duelo atractivo. Por si fuera poco, la presencia de Martí y Alfaro -Serra Ferrer lo seguirá muy atento- le da más lustre aún. Pero ni que decir tiene que sobre el césped no habrá sentimientos. El Sevilla debe dar lo mejor de sí mismo para reinvindicarse ante todos.

Alineaciones probables:

SevillaFC: Palop; Coke, Fazio, Escudé, Luna; Gary Medel, Trochowski; Jesús Navas, Manu, Reyes; y Negredo.

Mallorca: Aouate; Chico, Ramis, Nunes, Cáceres; Pereira, Martí, Tissone, Castro; Víctor y Hemed.

Árbitro: Miguel Ángel Pérez Lasa (Comité Vasco).

Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán.

Hora: 21.00.

TV:Canal+ L2 / GolT.

 

  • 1