Local

Una nueva ley de la oferta y la demanda

La empresa sevillana Geographica transfiere su tecnología al Instituto de Cartografía de Andalucía

el 14 mar 2010 / 20:01 h.

TAGS:

La firma sevillana Geographica ha transferido tecnología a una institución.

"Es como la ley de la oferta y la demanda". Héctor José García, director de proyectos de la empresa sevillana Geographica explica de esta manera cómo funciona la iniciativa Transfer. "Nosotros desarrollamos una tecnología muy concreta que otro necesita".

Asentados en el parque tecnológico Cartuja 93 desde que se creara esta firma en 2007, Geographica se decidió a participar en el programa Transfer gracias al impulso que les dio el propio parque. Fue esta entidad la que actuó como intermediaria entre Geographica y el Instituto de Cartografía de Andalucía, que trabaja en la realización de la fuente cartográfica básica para el territorio andaluz y el Mapa Base de Andalucía. El parque los puso en contacto y empezaron a trabajar en la tecnología a transferir.

En concreto, ésta o, como dice el propio Héctor "el know how (saber cómo)" transferido ha consistido en el diseño y desarrollo de tecnología que permite mejorar los flujos de trabajo y la creación de una base de datos de topónimos a emplear en el mapa base de Andalucía.

En la primera se diseña una base de datos que realiza el seguimiento del flujo de trabajo de cada uno de los materiales entregados por las empresas que trabajan en el proyecto del Mapa Base de Andalucía. Se trata de una base de datos espacial, que es incorporada a un Sistema de Información Geográfica para que puedan consultarse los datos de forma gráfica, sobre un mapa y obtener así una visión más completa de la evolución de los trabajos.

La segunda consiste en la normalización de la base de datos de topónimos a emplear en el mapa base de Andalucía. Se trata de nuevo de una base de datos espacial en la que se recogen todos los topónimos andaluces almacenados con su correspondiente ubicación real en el espacio.

"Ellos reclamaban alguna empresa que les proporcionara este desarrollo y nosotros se lo hemos dado, le hemos facilitado todo el desarrollo del trabajo", afirma Héctor para quien este tipo de iniciativas como Transfer es fundamental "para establecer relaciones y contactos entre empresas e instituciones, para conocer qué necesitan los demás y si podemos ajustar lo que nosotros ofrecemos a esas demandas".

Aunque empezaron a trabajar en este proyecto a finales de 2008, fue en 2009 cuando se firmó el contrato de transferencia tecnológica y actualmente siguen trabajando en él.

A pesar de su juventud empresarial, apenas tres años, Geographica ya estudia extender mercado a otros países. "Estamos trabajando con empresas internacionales y participando en proyectos europeos de externalización, es el próximo reto que se abre ante nosotros".

  • 1