Local

Una nueva puerta a Doñana

Inauguran el novedoso centro de visitantes de Dehesa de Abajo.

el 19 oct 2010 / 18:49 h.

TAGS:

Escolares en la Dehesa de Abajo.

Cigüeñas, garzas reales y flamencos, entre decenas de especies, se alojan a las puertas de Doñana y, desde ayer, las han abierto de par en par para recibir al turismo en general y al de cruceros, en particular. La reserva de Dehesa de Abajo, el espacio de 617,7 hectáreas situado en La Puebla del Río donde descansan estas aves, estrenó su centro de visitantes después de un año de trabajo y una inversión de 512.000 euros del Plan de Dinamización Turística del Río Guadalquivir (Planiturio).

Un antiguo cortijo, que fue objeto de actos vandálicos en el pasado, ha sido remozado para atender las nuevas necesidades turísticas: el visitante entra y se puede encontrar un salón de actos con un aforo de 150 personas, un aula con paneles explicativos sobre la fauna y flora de Dehesa de Abajo e incluso una pequeña sala de ordenadores donde una mascota virtual, Cigüeño, explica cada detalle de la reserva. También reserva un espacio para una cafetería, con una terraza que da a una zona de merenderos. Y, alrededor del complejo, los visitantes podrán disfrutar de la naturaleza y el avistamiento de aves, tan preciado por el turista inglés, en miradores acondicionados en varios puntos del paraje.

Más allá de la rehabilitación, el valor del nuevo centro de visitantes está en alicientes como la construcción de un establo con 12 boxes para caballo y que busca ser el germen de lo que es una salida para potenciar el turismo ecuestre. No en vano, se han adecuado cinco kilómetros de senderos para que los visitantes paseen a lomos de los equinos y puedan llegar hasta los mismísimos Pinares de Aznalcázar. Para que eso sea factible, hará falta que el Ayuntamiento de La Puebla del Río convoque un concurso público para la concesión de la gestión del centro de visitantes, en un proceso que, según calcula el delegado provincial de Turismo, Francisco Obregón, “no durará más de dos meses” y culminará a finales de este año.

La puesta en marcha de Dehesa de Abajo es la tercera pata del proyecto Planiturio, tras la inauguración del pantalán de Isla Mínima y la decoración de edificios públicos de Isla Mayor. Todavía queda un cuarto elemento: la mejora del paseo fluvial de Coria del Río, junto a la estatua del samurai Hasekura Tsunenaga, que estará en unas dos semanas y que se adaptará al pasado del municipio. Habrá también un pantalán que potenciará “la llegada de pequeños cruceros”, según la gerente del plan, Yaika Álvarez.

No fue la única en hablar de cruceros. La diputada provincial de Turismo e Innovación, Dolores Bravo, señaló que estas acciones “permiten contar con un paquete turístico atractivo”. Y el delegado provincial incidió en que Planiturio “no sólo recupera el Guadalquivir, sino que orienta el flujo de turistas”. En su opinión, “la Doñana sevillana tiene dos puertas: una por el río, con Isla Mínima, y otra por tierra, con el centro de visitantes”.

La presentación no olvidó a los vecinos, que a partir de ahora compartirán su tesoro de fauna y flora. “Yo les dije que tuvieran cuidado, que La Puebla del Río es especial y considera cada acebuche como suyo”, señaló su alcalde, Julio Álvarez (PSOE), en presencia de sus conciudadanos, a los que agradeció su generosidad.

  • 1