Local

Una nueva vuelta al mundo, cinco siglos después

Una red ciudadana debate cómo conmemorar los 500 años del viaje de Magallanes.

el 29 ene 2011 / 20:50 h.

TAGS:

La primera vuelta al mundo partió de Sevilla hace cinco siglos, duró tres años y se alimentó de la osadía de unos visionarios que quisieron entender la tierra rodeándola en barco. Hoy, que se puede dar la vuelta al mundo por internet en unos segundos, una red ciudadana nacida en Sevilla quiere recuperar ese espíritu en el quinto centenario de esa primera circunnavegación: "conocer y comprender realmente la tierra en su globalidad", reza el manifiesto de la iniciativa ciudadana, denominada Sevilla 2019-2022.

"Sevilla fue el origen y el final de aquella epopeya", dice el texto y "ahora, cinco siglos después, debería ser la que proponga a los pueblos de la tierra un nuevo concepto de cirunnavegación, esta vez en torno al hombre del siglo XXI y su mundo, una navegación por los mares de las personas, de las ideas y de las culturas".

¿Y esto cómo se hace? Con sugerencias. Las primeras se debatieron ayer en la apertura de un debate que desde ahora seguirá en internet, a través de la página sevilla.2019-2022.org/propuestas2011, que recoge ideas como la de crear en Sevilla una red de museos de la navegación, de Alfonso Luis Vilar; o la de aprovechar para difundir los documentos de la época que se conservan en el Archivo de Indias, la Real Academia de la Historia, el Archivo de Simancas y otras colecciones, como plantea Luis Iglesias.

También hay quien propone construir "un gran monumento a orillas del Guadalquivir, digno de la gesta del descubrimiento", de 20 metros de altura y "bien visible desde el otro lado del río", reclama José Luis Cabello. El colectivo ya promovió la colocación de una esfera en la Milla 0 de la expedición, junto a la Plaza de Cuba, de donde salieron en 1519 los cinco barcos expedicionarios.

Entretanto, la preocupación de los participantes en las jornadas de ayer -que se pudo seguir en directo a través de Giralda2.tv, de Facebook y de Twitter- era decidir cómo llegar a una base social más amplia: "Para que la gente se movilice hay que generar ilusión, hace falta definir un argumentario y darlo a conocer", sugirió Enrique Leite. "Si cada uno de nosotros le habla de esta iniciativa a 150 personas, la semilla irá creciendo", propuso Eugenio López, que ya en su día sugirió que la celebración se aproveche para redactar una Constitución Universal. Otra idea ambiciosa, la de Adolfo Toscano: actividades durante los cuatro años de la celebración, con sedes dispersas que obliguen a moverse por toda la ciudad.

Benito Caetano Guerrero, uno de los promotores del aniversario y miembro del Consejo Abierto -el órgano de Gobierno del colectivo- destacó ayer que entre las decenas de personas que se han inscrito, interesados en esta conmemoración, hay miembros de muchas entidades que podrían funcionar como altavoz de las propuestas. Ahora el debate seguirá en internet, con reuniones anuales abiertas, como la de ayer, para acordar cómo plasmar estas ideas en iniciativas concretas.

"Tomemos nosotros, ciudadanos comunes, la palabra"

El escritor Antonio Rodríguez Almodóvar abrió y cerró el debate, esto último leyendo el texto que José Saramago pronunció cuando le dieron el Premio Nobel de Literatura, en el brindis de la cena de gala. "Alguien no está cumpliendo con su deber. No lo están cumpliendo los gobiernos, porque no saben, porque no pueden, o porque no quieren", censuró el Nobel, para a continuación mirar hacia adentro: "Pero tampoco estamos cumpliendo con nuestro deber los ciudadanos que somos". Es la filosofía de la que parte este movimiento ciudadano, que no quiere que las instituciones acaparen la celebración de un acontecimiento que cambió el mundo, sino que acompañen las decisiones de los ciudadanos, evitando el excesivo protagonismo que tuvieron, por ejemplo, en el quinto centenario del Descubrimiento de América, según se expuso ayer. "Hoy, como hace cinco siglos, vivimos una época convulsa en la que la ciudadanía busca su sitio", resumió el escritor. En palabras de Saramago: "Tomemos entonces, nosotros, ciudadanos comunes, la palabra".

  • 1