Una ordenanza municipal pretende acabar con el buzoneo indiscriminado en Los Palacios

El borrador del documento, que el Gobierno local quiere consensuar con todo el municipio, persigue asimismo los excrementos de perros

el 26 jun 2014 / 23:57 h.

ElAyuntamiento palaciego quiere evitar imágenes como la que ilustra esta información. / El Correo ElAyuntamiento palaciego quiere evitar imágenes como la que ilustra esta información. / El Correo El Ayuntamiento palaciego está elaborando una ordenanza municipal de limpieza que pone su foco sobre los dueños de perros que hacen sus necesidades en la vía pública, y no las recogen, y sobre la práctica del buzoneo indiscriminado de empresas cuyos folletos publicitarios ensucian las calles y los portales. El documento, que todavía es un borrador que han de discutir representantes de asociaciones vecinales, la asociación de comerciantes y empresarios Alacipa y los cuatro grupos políticos de la Corporación, establece sanciones leves, graves y muy graves, y, aunque todavía no han trascendido las cuantías de las multas, fuentes cercanas al equipo de gobierno aseguran ya que «deberían ser ejemplares». De momento, se están imprimiendo carteles informativos y de concienciación que serán repartidos por el pueblo y por los colectivos. El borrador de la ordenanza asegura que la pretensión es «equilibrar diversos intereses en juego»: el de las empresas «que legítimamente tratan de ofertar sus productos», el de las otras empresas «publicitarias y distribuidoras de publicidad» y el de los ciudadanos a desenvolverse «en un medioambiente digno y adecuado». En este sentido, el artículo primero de la ordenanza se refiere a la finalidad de «dignificar el sector» de la «publicidad comercial directa en buzones» al intentar reducir las molestias que provoca en los ciudadanos y los gastos de limpieza que genera al municipio. A partir de que se apruebe la ordenanza, sólo podrán ejercer esta actividad aquellas empresas de distribución de material publicitario que estén legalmente constituidas. Además, deberán solicitarlo al Ayuntamiento con una antelación mínima de cinco días y depositar una fianza de 300 euros para garantizar que la distribución no produce daño o perjuicio a los servicios de limpieza municipal. Asimismo, se prohíbe expresamente dejar la publicidad en el suelo de los vestíbulos de los edificios, comunidades de propietarios o viviendas y repartir publicidad en la vía pública, «salvo casos muy excepcionales y previa autorización fundamentada», añade el documento. Con la nueva ordenanza, el material publicitario que llegue a los buzones, que además habrá de estar doblado adecuadamente, deberá llevar en un lugar visible la identificación de la distribuidora. La sanción correspondiente en el caso de que la empresa distribuidora no esté legalmente constituida, recaerá sobre la empresa anunciante. Otro de las novedades de la ordenanza es que prevé la posibilidad de que los propietarios de los buzones se libren de esta publicidad advirtiendo expresamente su voluntad de no recibirla. El borrador, que la pasada semana discutieron en el Ayuntamiento el propio alcalde, Juan Manuel Valle, y el presidente de la asociación vecinal Huerta Ángela, establece incluso que las empresas distribuidoras «deberán recomendar a sus clientes que usen papel reciclable, que no usen papel dorado, que eviten la plastificación y los folletos satinados y que favorezcan los tintes ecológicos». No en vano, el regidor palaciego insiste en que «queremos que toda la ciudadanía conozca los detalles de la nueva normativa y que desde la experiencia del día a día puedan aportar sus sugerencias implicándose totalmente en la necesidad de respetar y mantener nuestra localidad limpia». Las nuevas ordenanzas se unen a los 310 contenedores de reciclaje colocados recientemente, entre otros.

  • 1