viernes, 22 febrero 2019
18:57
, última actualización
Economía

Una PAC que reconozca el ‘carácter’ andaluz

La COAG plantea ayudas vinculadas a la producción y al empleo en su propuesta.

el 04 jul 2010 / 20:02 h.

Antes de final de año saldrá un primer documento de la Comisión Europea que esbozará la Política Agraria Común (PAC) que regirá más allá de 2013. Es el principal motivo por el que todos los agentes afectados están haciendo su particular evaluación de las mejoras que podría implementar. Es tiempo de propuestas.

Para la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) de Andalucía, el punto de partida ha de aunar la defensa del modelo social y profesional de agricultura que se desarrolla fundamentalmente en Andalucía y en el conjunto de Europa.

Y el primer aspecto que arroja es su peculiaridad tanto en diversidad productiva como en tamaño de las explotaciones. No en vano, recuerda la COAG, hay que tener en cuenta que frente a las explotaciones agrarias en EEUU -que cuentan con más de 180 hectáreas de media- o las australianas -con extensiones de más de 3.000 hectáreas-, las comunitarias se caracterizan por su tamaño, que no supera las 22 hectáreas de media.

Para la COAG es imprescindible tomar en consideración esta particularidad que, según señala, aporta valores como la mayor creación de empleo, la protección del medio ambiente o una distribución de la población más racional, para echar por tierra la "propuesta homogeneizadora" que supone la tasa plana. Esto no es más que una ayuda lineal, por superficie, independiente del tipo de cultivo y de la acción misma de producir, explica la organización.

Junto a ello, el secretario de Organización de COAG, Eduardo López, estima fundamental que las ayudas públicas se vinculen al mantenimiento de la actividad y estén directamente condicionadas a la generación de empleo.

Y es que, reseña, "el modelo de tasa plana ahonda en un reparto desigual e injusto", por lo que la organización no pide más dinero sino una mejor gestión del actual presupuesto.
La COAG abunda en que el desacoplamiento actual, además de provocar el desmantelamiento del tejido productivo y fomentar el abandono de la actividad, ha desembocado en un deslegitimación de las ayudas públicas.

Además, López, defiende que la futura PAC cuide la balanza agroalimentaria, que actualmente es deficitaria para Europa. En su opinión, esta situación debe cambiar para garantizar el abastecimiento de alimentos de calidad ante la dependencia de las importaciones.

Contar con mecanismos de regulación de los mercados adaptados a la realidad de cada producto y lograr un equilibrio en las relaciones comerciales frente a la gran distribución, completan la receta que plantea.

«Una oportunidad perdida»
El secretario de Organización de COAG Andalucía, Eduardo López, valoró la presidencia española de la Unión Europea (UE) como una "oportunidad perdida", pues no ha cumplido con las expectativas que se habían generado en torno a ella.

Así, López consideró que se ha desperdiciado una buena ocasión para poner sobre la mesa cuestiones de relevancia para el futuro del sector agrario, como es la reorientación de la PAC en un horizonte más allá de 2013.

Por contra, precisó que durante este periodo se celebró la cumbre con Mercosur, "que ha servido para lanzar la idea de la liberalización de los intercambios comerciales entre el bloque iberoamericano y la Unión Europea (UE)".

Además, lamentó que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, en la figura de Elena Espinosa, está poniendo freno al trabajo desarrollado desde Andalucía, en referencia a las trabas al almacenamiento privado de aceite, a los precios mínimos y a los acuerdos con terceros países, entre otros asuntos.

"España tiene un vacío de poder político en Europa", criticó, frente a otros países como Francia que sí defienden los intereses de sus agricultores, por lo que pidió la dimisión o el cese de Espinosa.

  • 1