sábado, 16 febrero 2019
10:39
, última actualización
Local

Una pareja denuncia a cuatro agentes de Policía Nacional por agredirles "brutalmente" en la calle

el 07 jun 2010 / 13:53 h.

TAGS:

La pareja agredida por la Policía
Una pareja de sevillanos, conformada por O.R.N. y A.J.M., presentó  en la mañana de hoy lunes una denuncia penal en los juzgados del  Prado de San Sebastián de la capital hispalense contra cuatro agentes  del Cuerpo Nacional de Policía, los cuales, según la versión de la  pareja, les habrían agredido "brutalmente" en plena calle "sin razón  alguna" y sin identificarse, pues iban de paisano, lo que motivó que  la mujer tuviera que ser intervenida en un centro hospitalario de una  herida en la zona del ojo izquierdo que requirió de 40 puntos de  sutura.  

Según relata la pareja en la denuncia, a la que ha tenido acceso  Europa Press, los hechos tuvieron lugar entre las 04.00 y las 04.15  horas del día 5 de junio, cuando la pareja salió de un bar y se  dirigió a su vehículo, aparcado en la calle Santa María de Ordás.  Tras introducirse en el coche y comenzar a circular, pararon en un  semáforo en rojo, momento en el cual "fueron asaltados por cuatro  individuos, que se colocaron a ambos lados del coche e  instantáneamente empezaron a golpear las puertas del vehículo".  

La denuncia indica que dos de los agentes "mostraron sendas placas  de Policía, al tiempo que gritaban que bajaran del coche", pero "dada  la extrema violencia con la que actuaron, apareciendo de la nada y  sin ningún tipo de distintivo policial, todos muy jóvenes y más bien  con aspecto y modo de actuación de asaltantes o atracadores, y puesto  que no existía indicio alguno de que fueran realmente policías",  A.J.M. -el conductor- les pidió que mostraran los carnés, pero los  agentes "hacían caso omiso e intensificaron la violencia, llegando a  romper el cristal delantero del copiloto".  

En este sentido, y tras ello, la pareja "creyó que iba a ser  objeto, como mínimo, de una agresión, por lo que, aterrada, decidió  poner en marcha el vehículo, siendo interceptada a unos 50 metros por  otros vehículos policiales en el cruce con Carretera de Carmona", de  manera que A.J.M. salió del coche "con las manos en alto", momento en  el cual las cuatro personas que "asaltaron" primeramente el coche "se  acercaron por la espalda y lo detuvieron, propinándole en ese momento  diversos golpes en costado y piernas".  

LESIONES EN EL ROSTRO

De este modo, O.R.N. también salió del vehículo pidiendo "socorro"  e intentando llamar por teléfono a su hermano, agente de la Policía  Local, momento en el que uno de los agentes "le arrebató el teléfono  de un manotazo y la agarró de los pelos por la nuca, arrastrándola  hacia sí y empujándola con extrema violencia contra el quicio de la  puerta del coche, causándole un profundo corte de varios centímetros  desde la parte izquierda de la nariz hasta la parte inferior del ojo,  atravesando el pómulo, así como un corte en la ceja".  

Tras todo ello, ambos fueron detenidos, siendo trasladado a los  calabozos de Blas Infante A.J.M. por un delito de atentado, mientras  que O.R.N. también fue detenida, aunque debido a que sangraba  "abundantemente" por la herida abierta en la cara fue trasladada al  Hospital Virgen Macarena, y en el camino una persona uniformada le  dijo "cállate la boca que estás harta de coca y de porros, como no te  calles no te llevamos al hospital". En el hospital se le realizó un  análisis toxicológico que dio negativo.  

Tanto O.R.N. como A.J.M., que fueron posteriormente puestos en  libertad provisional y sin fianza por el Juzgado de Instrucción  número 16 de Sevilla, comentaron hoy a Europa Press que las  circunstancias del suceso les hacen pensar que los agentes "se  equivocaron de personas", haciendo un llamamiento ciudadano para que,  en el caso de que hubiera testigos, éstos lo pongan en conocimiento  de la autoridad judicial al objeto de que "se conozca la verdad" de  los hechos.  

ACTITUD "SOSPECHOSA" DE LA PAREJA

Por su parte, la versión ofrecida por los agentes del Distrito  Macarena es distinta, ya que en su atestado explican que, en la noche  de autos, observaron a cuatro personas -entre ellas a la pareja- en  actitud "sospechosa", tras lo cual la pareja se introdujo en un  vehículo e inició la marcha, según informaron a Europa Press fuentes  policiales.  

Tras ello, los "tres" agentes siguieron al coche y le dieron el  alto, identificándose con la placa y el carné profesional al objeto  de que se apearan del vehículo, pero "no se bajaron" e iniciaron  nuevamente la marcha, "teniéndose que quitar de en medio uno de los  agentes, porque si no hubiera sido atropellado". A continuación, el  turismo de la pareja se paró en un semáforo en rojo y los agentes,  nuevamente, se identificaron y les instaron a bajarse del coche.  

No obstante, y según las fuentes consultadas, la pareja "se negó"  a bajar, por lo que los agentes emplearon la fuerza "justa" para  hacerlos bajar, aunque el hombre "se resistió y la mujer comenzó a  lanzar patadas, una de las cuales alcanzó a un agente en los  testículos". Todo ello ha motivado que, en el atestado, los agentes  incluyan un parte de lesiones, lo cual "tiene valor de denuncia"  contra la pareja.  

  • 1