Local

Una pareja detuvo la agresión a una mujer en la calle Bailén

Los testigos vieron cómo apuñalaba a la mujer en el interior de su vivienda, gritaron y golpearon las rejas hasta que el agresor huyó. 

el 14 sep 2010 / 20:27 h.

TAGS:

La última víctima de la violencia de género en Sevilla se recuperaba ayer en el hospital Virgen del Rocío de las heridas en buena medida gracias a la intervención de una pareja que presenció los hechos. Transitaban por la calle Bailén en torno a las cinco de la tarde, a plena luz del día, cuando escucharon los gritos y vieron en el interior de la vivienda a una mujer que estaba siendo apuñalada por un hombre. Gritaron y golpearon las rejas y asustaron al agresor hasta que consiguieron que cesara. Después, mientras uno de ellos perseguía al agresor hasta conseguir interceptarlo con la ayuda de otro ciudadano, su pareja trataba de asistir a la víctima, que estaba tirada en el suelo. Ayer prestaron declaración en sede policial para tratar de aclarar los hechos que desembocaron en la detención de O.G., de nacionalidad marroquí y de unos 36 años.


“Íbamos caminando por la calle y empezamos a escuchar los gritos en el interior de la vivienda. Vimos cómo apuñalaban a la mujer y empezamos a gritar y a golpear las rejas. No le tiré el móvil porque si no, no habría podido llamar a la Policía. Le asustamos, dijimos que la Policía ya iba a llegar, hasta que salió”, relata este testigo de los hechos, un abogado que prefiere permanecer en el anonimato. En ese momento, según este relato, él optó por perseguir al agresor, para lo que contó con la ayuda de otro ciudadano. Le interceptaron hasta que lo detuvo la Policía, que según este testigo llegó “prácticamente de inmediato”. Su pareja, sin embargo, entró en la vivienda, donde se encontró a la mujer tendida en el suelo sangrando por las heridas. La atendió hasta que llegó el Ser vicio de Emergencias Sanitarias 061, que trasladó a la víctima al Hospital Virgen del Rocío. Ayer, todos estos testigos declararon ante la Policía y se pusieron en contacto con la víctima, que se recuperaba de las heridas.


El Servicio de Atención a la Familia de la Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación para intentar esclarecer lo ocurrido en la calle Bailén. Según informó Europa Press, las primeras pesquisas señalan que el individuo no tenía denuncias previas por casos de violencia de género o por incumplimiento de órdenes de alejamiento, aunque sí antecedentes por estancia irregular en el país.


La víctima, una joven de nacionalidad marroquí, ha recibido además una oferta de asistencia gratuita por parte de un bufete de abogados, AFR, que tras conocer lo sucedido ha decidido ponerse a disposición de la agredida y prestarle su ayuda.

  • 1