Local

Una partida de póquer acaba a tiros

Un hombre de 42 años resultó herido de bala ayer tras recibir dos tiros en los gemelos tras un robo producido en mitad de una partida de cartas ilegal. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada de ayer en la calle Las Hortensias, en el distrito Nueva Andalucía de Marbella (Málaga).

el 16 sep 2009 / 07:57 h.

TAGS:

Un hombre de 42 años resultó herido de bala ayer tras recibir dos tiros en los gemelos tras un robo producido en mitad de una partida de cartas ilegal. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada de ayer en la calle Las Hortensias, en el distrito Nueva Andalucía de Marbella (Málaga).

Según indicó un testigo, sobre la una y media de la mañana, unos ladrones -al menos dos, aunque no pudo precisar el número exacto- irrumpieron "sin problemas" en una vivienda, denominada Paloma, a pesar de que todos los accesos cuentan con un sistema de videovigilancia. "Las puertas estaban abiertas porque éste es un lugar de tránsito", dijo.

Los atracadores entraron con "sus pistolas en mano" y exigieron el dinero de todas las personas que se encontraban jugando al póquer. En el momento del asalto, en el interior del inmueble, donde se practica presuntamente el juego ilegal, se encontraban ocho personas, así como una croupier noruega. Según la versión ofrecida por el testigo, los asistentes entregaron "todo el dinero que tenían a los atracadores". Aún se desconoce a cuánto asciende la cantidad robada, aunque aclararon que no sustrajeron nada de la vivienda, "únicamente querían su dinero".

Uno de los presentes -un hombre de 42 años y de nacionalidad española- opuso resistencia y fue disparado en ambos gemelos, mientras que otra persona fue agredida y presentaba una brecha en la cabeza.

Las mismas fuentes aseguraron que los atracadores consiguieron escapar con el botín y que los jugadores también huyeron. "Sólo yo he permanecido en casa", aclaró el testigo que ayer fue interrogado durante dos horas por los agentes de la Comisaría de Marbella que dirigen la investigación.

En la vivienda, a la que accedió Europa Press, se encontraban estacionados dos vehículos -un ciclomotor y un mercedes con matrícula holandesa-. Los propietarios de este chalet de lujo contaban en el interior con varias mesas de juego distribuidas en diferentes salas, así como un bar con multitud de bebidas.

El atraco se perfila como la principal hipótesis de la Policía, una posibilidad que se refuerza con la declaración del testigo.

tranquilidad. Los vecinos de la zona se mostraron sorprendidos por el suceso y aseguraron que a pesar de vivir en las inmediaciones no oyeron nada raro. "Se trata de una zona residencial, donde muchos extranjeros pasan sus vacaciones y es habitual escuchar ruidos durante la noche", precisó una vecina.

Por su parte, el director del Distrito de Nueva Andalucía del Ayuntamiento de Marbella, Baldomero León, envió un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos de esta zona. "Es un lugar seguro, donde nunca ha habido ningún problema. Se trata de una zona residencial y tranquila", garantizó.

  • 1