Deportes

Una pegada de otros tiempos como arma para intentar la remontada

El Sevilla sólo consiguió en 6 visitas al campo del Betis un resultado que lo clasificaría este jueves. Su actual registro goleador en Liga es el segundo mejor desde los años 60 tras el del curso 07/08.

el 17 mar 2014 / 22:27 h.

Sevilla FC - Real Valladolid. / Foto: EFE Los jugadores celebran uno de sus goles. (J.M. Vidal) Encomendados a la heróica. Así llegará el Sevilla este jueves al Benito Villamarín, donde debe firmar uno de sus mejores partidos de la temporada y refrendarlo en el marcador si quiere seguir adelante en la Europa League. Mientras que al Betis le valen el 90% de los resultados de los derbis disputados en Heliópolis, el Sevilla está obligado a ganar como mínimo por dos goles de diferencia, en un campo donde sólo le servirían 6 de los 58 resultados cosechados hasta la fecha desde que se disputara el primer derbi de competición nacional en 1928. Así, al Sevilla le valdría el 0-3 que logró en 1940 (Copa) y en la campaña 1990/91 (Liga). También el 2-5 de la 42/43, el 1-4 de la 59/60 y el 1-3 de la 1988/89 y 2000/01, todos en Liga. Con el 0-2 de su última victoria en Heliópolis (2007/08) forzaría la prórroga. Ninguno de los 52 resultados restantes cosechados en suelo verdiblanco hasta la fecha le valdría para pasar a cuartos de final. El Sevilla, como se ha dicho anteriormente, necesita ganar por dos goles de diferencia como mínimo, algo que ocurrió en 12 de las 21 victorias que ha firmado en la presente campaña (contando todas las competiciones). Es decir: en el 57,1º% de sus partidos oficiales se impuso por esa diferencia. La mitad de esos 12 triunfos por dos o más goles fueron en Liga: 4-1 al RayoVallecano, 1-3 al Espanyol, 4-0 al Betis, 3-0 al Getafe, 3-1 al Almería y 4-1 al Valladolid. Los seis restantes tuvieron lugar en la Europa League: 3-0 y 1-6 al Mladost Podgorica; 4-1 y 0-5 al Slask Wroclaw; y 2-0 y 0-2 ante el Friburgo alemán. Lejos del Sánchez-Pizjuán, el equipo de Unai Emery se ha impuesto cuatro veces por una diferencia de goles que le permitiría seguir vivo ante el Betis; los ocho triunfos restantes fueron en casa. Y es que como visitante, aunque el rendimiento ha mejorado mucho respecto al pasado curso, los marcadores no fueron tan abultados. HAY PÓLVORA. En cualquier caso, la temporada del equipo de Emery continúa siendo especialmente brillante en el capitulo realizador. No en vano es la segunda que más goles registra a estas alturas del Campeonato Nacional de Liga (28 jornadas disputadas) desde los años 60. Tan sólo el Sevilla de la campaña 2007/08 llevaba más dianas (56) que el actual (51). Hay que remontarse, pues, a otros tiempos prácticamente para recordar una pegada mejor que la del Sevilla actual, muestra de que con un día atinado, el equipo podría lograr la proeza. Otra cosa bien distinta es el capítulo de goles encajados, su gran lastre. En el Benito Villamarín no puede permitírselo.

  • 1