domingo, 16 diciembre 2018
16:39
, última actualización
Deportes

Una pesadilla llamada Coliseum

El Sevilla se jugará tres puntos clave para sus aspiraciones en un campo donde sólo ha ganado una de sus ocho visitas.

el 14 abr 2012 / 19:34 h.

Miku celebra el gol que derrotó al Sevilla en su última visita.

Míchel y sus hombres aguardan ya la primera de las seis finales que tienen por delante en este decisivo tramo del campeonato. Será en el Coliseum Alfonso Pérez, un estadio de buen recuerdo para el madrileño y para Manu del Moral. Ambos demostraron allí su capacidad como entrenador y futbolista de élite, respectivamente. Sin embargo, al Sevilla no le han ido bien las cosas por lo general en ese campo. Siete años de enfrentamientos con ambos equipos en Primera han deparado siete partidos de Liga y uno de Copa del Rey, de los cuales el Sevilla sólo ganó uno. Y ahora está obligado a hacerlo si quiere seguir luchando hasta el final por lograr una plaza en la Liga de Campeones.

El Coliseum es un estadio casi familiar. No es uno de esos sitios en los que la presión ambiental pasa factura. Sin embargo, el Getafe, su inquilino, lleva tiempo demostrando que quiere ser un equipo a tener en cuenta. Buenos jugadores, buenos técnicos... Dos finales de Copa y su participación en competiciones europeas desde que milita en la máxima categoría dejan a las claras que tiene hambre de éxitos.

Ésta es una de las numerosas razones que explican por qué al Sevilla no se le da nada bien el Coliseum, donde ha vivido días negros. Su única victoria se remonta a la temporada 2008/09, cuando Luis Fabiano (36') y Tom de Mul (88') dieron el triunfo al conjunto entonces dirigido por Manolo Jiménez. Era el 16 de noviembre de 2008.

Por lo demás, el Sevilla sólo ha arañado dos puntos en el feudo madrileño: uno en el primer partido de la máxima categoría que enfrentó a ambos equipos (0-0, en la temporada 2004/05) y otro en la 2006/7 (0-0). Éste último fue un partido correspondiente a la jornada 24a en el que, pese a la teórica superioridad nervionense, el Sevilla de Juande se dejó dos puntos de oro en su lucha por el título de Liga.

Las otras cuatro visitas ligueras se saldaron con derrotas, y sonadas. En la temporada 2005/06, el Sevilla cayó 1-0 y Juande criticó a sus jugadores por estar más pendientes ese día de sus vacaciones navideñas que del césped.

También se saldó con derrota, y de las que escuecen, la siguiente visita, ya con Manolo Jiménez al frente. Luis Fabiano adelantó al Sevilla, pero Casquero y Albín remontaron; cuando parecía visto para sentencia, Drago empató (88'), pero Contra, en el 90', terminó tumbando a un Sevilla muy criticado tras ese partido.

Las otras dos derrotas coinciden con las dos últimas visitas. La primera de ellas, de nuevo dolorosa, por 4-3. Luis Fabiano y Kanouté habían dado la vuelta a un duelo que comenzó mal tras el gol de Adrián; Pedro León empató y O Fabuloso respondió con el 2-3; Manu volvió a igualar el choque y Parejo, de penalti (90'), dio la finalmente victoria a los madrileños.

Un año más tarde, esta vez con Gregorio Manzano, el Sevilla (quinto en la tabla frente a un Getafe que era decimosexto) volvía a caer. Miku decidió (1-0).


AQUELLA NOCHE DE COPA. Una de las visitas más recordadas es la realizada con motivo de la vuelta de semifinales de Copa de 2010. El Sevilla llegó con un 2-0 a favor de la ida pero sufrió lo indecible para seguir adelante. Cayó 1-0 y sólo la actuación de Palop y los palos evitaron la debacle. La fiesta se vivió resoplando.

  • 1