martes, 11 diciembre 2018
00:07
, última actualización
Deportes

Una primera vuelta muy digna del Betis de Mel

Es la mejor desde la histórica temporada 2004-05 y el ritmo de puntuación garantiza la permanencia.

el 22 ene 2012 / 21:53 h.

Beñat celebra su gol en el derbi con varios compañeros.
Terminó la primera vuelta para el Betis y el balance, con todo lo malo que representó aquella racha de un solo punto en diez jornadas, merece la consideración de positivo e incluso meritorio para un recién ascendido en el que  apenas juegan los fichajes y el peso de los minutos corre a cargo de hombres sin apenas experiencia en la categoría. El conjunto de Pepe Mel alcanza el ecuador del viaje en la famosa mitad de la tabla, duodécimo y con 23 puntos fruto de siete victorias, dos empates y diez derrotas, nueve de ellas concentradas en esa horrenda serie entre septiembre y diciembre, así que el objetivo está satisfecho de momento y lo estará al final de la Liga si los verdiblancos mantienen este ritmo de puntuación. Nadie ha bajado en la vida con 46 puntos: el récord son los 43 del Deportivo el año pasado.

Acabar la primera vuelta de la Liga con 23 puntos es un dato muy a favor de este Betis. Sin ir más lejos, se trata de la mejor marca en Heliópolis desde la histórica campaña 2004-05, que finalizó para el club de La Palmera con la cuarta plaza en la Liga y el título de Copa. Entonces, tras las 19 primeras jornadas, la escuadra de Lorenzo Serra Ferrer sumaba 30 puntos (8 triunfos, 6 empates y 5 derrotas) y ocupa la sexta posición. En otras palabras, el Betis de Mel ha ganado casi tantos encuentros como aquel Betis de Serra (sólo uno menos) y también ha marcado casi los mismos goles (22 contra 24).

En las cuatro temporadas posteriores a aquella, las del declive continuo hasta el descenso de 2009, el Betis nunca llegó a esta barrera al término de la primera vuelta. En la 2005-06, aún con el míster balear en el banquillo, los puntos eran 19 y la plaza, la 16ª. En la 2006-07, con Javier Irureta primero y Luis Fernández después, los puntos eran incluso menos, 18, y el puesto el 18º, por tanto en la zona de descenso. En la 2007-08, con Héctor Cúper y Paco Chaparro, el Betis llegó a los 21 puntos y era 16º. Y en la 2008-09, la del último descenso, Chaparro tenía a los suyos con 21 puntos y en una cómoda 13ª posición que para nada auguraba lo que ocurriría al final.

Otro dato que los supersticiosos harían bien en no leer: el balance del Betis en esta primera vuelta es idéntico al que presentaba en la 99-00, la de su penúltimo descenso a Segunda. En aquella temporada, aún con Carlos Timoteo Griguol en el banquillo, el conjunto verdiblanco también llevaba siete victorias, dos empates y diez derrotas y sólo se diferenciaba del actual en el goal average, ya que había marcado cuatro tantos menos (18) y encajado tres más (30). La comparación con el resto de ejercicios del siglo XXI se completa con dos mejores, el 01-02 (31 puntos con Juande Ramos) y en especial el 02-03 (33 con Víctor Fernández), y uno similar, el 03-04 (22 puntos con el técnico maño).

GOLES. La dignidad con que el Betis ha cerrado la primera vuelta en su retorno a Primera tiene una relación indiscutible con su filosofía de juego. Los 22 goles que ha convertido el equipo de las trece barras lo colocan séptimo en la clasificación ofensiva de la Liga y suponen uno de los mejores registros de los últimos años. El Betis de Mel, por ejemplo, marca más que el Betis de Juande (20), y eso que apenas cantó una diana en ocho jornadas. Eso sí, el sistema defensivo es una de las asignaturas pendientes del madrileño para la segunda vuelta. Con 27 tantos en contra también es el séptimo de la Liga, pero de los que más encajan.

  • 1