Cofradías

Una proa sin sobresaltos

Zanjada la polémica de las nazarenas, la Cuaresma de este año no ha dado grandes titulares.

el 16 abr 2011 / 18:25 h.

La más tranquila de los últimos años. Sin grandes sobresaltos, sin polémicas. Sin nuevas hermandades en la nómina, sin nuevos capítulos de la Resurrección y su histórica reivindicación de salir en la jornada del Sábado Santo. La Cuaresma que hoy termina deja pocos titulares, más allá del denominado Plan Palio que, contra viento y marea y algún que otro tambaleo hasta el último momento, instalará al final cuatro zonas de sillas gratis fuera de la Carrera Oficial, entre ellas, las 200 de las setas que irán en la plaza de la Encarnita.

Por lo demás, ya lo advertía el arzobispo en los albores de la Cuaresma: "Será un tiempo para la reflexión, para el encuentro con Dios". Y así ha sido. Zanjado (vía decreto) antes del Miércoles de Ceniza el enquistado tema de las nazarenas en las tres últimas hermandades que aún mantenían el veto (Quinta Angustia, Silencio y Santo Entierro), la Cuaresma arrancó en Carlos Cañal con un sabor amargo. La lluvia impidió que el Cristo de la Salvación saliera por primera vez en sus 75 años de vida sobre un paso. Este contratiempo abrió el debate en San Buenaventura, cuya Hermandad de la Soledad llegó a pedir la dispensa de los franciscanos por este año para poder sacar un segundo paso el Viernes Santo. Nuevamente la respuesta fue no.

El agua estuvo también a punto de cargarse el Viacrucis del Consejo. Por suerte una llamada desde Brasil aportaba la información clave y el Señor del Soberano Poder de San Gonzalo acudía finalmente con celeridad a la Catedral el primer lunes de Cuaresma.

Antonio Delgado, el sevillano afincado en EEUU y físico de partículas, se convirtió desde entonces en el hombre del tiempo para las cofradías. En los últimos días, nos ha ido contando (más bien radiando) la evolución de unos partes que a mitad de semana dejan poco margen a la esperanza.

Tampoco ha habido grandes estrenos, solo el nuevo paso de misterio de la Trinidad del Sábado Santo. Las hermandades han seguido las recomendaciones del arzobispo Asenjo de volcarse con la caridad antes de afrontar nuevos proyectos. Eso sí, el ritmo pausado de la actualidad cofrade ha permitido deshojar historias, como la visita de la Cruz de los Jóvenes, los 50 años del palio de la Redención, los 500 años de las Siete Palabras, los 100 años del Silencio Blanco o las retiradas del capitán de los armaos y el capataz del Sentencia.

  • 1