Local

Una protesta de altura

Un empresario reclama un pago subido a una grúa en Nerva.

el 19 nov 2009 / 20:43 h.

TAGS:

Diez horas subido en una grúa a 40 metros de altura para cobrar una deuda. Así protestaba ayer en Nerva (Huelva) Antonio González, el dueño de Bellido Revestimientos, una empresa subcontratada por la constructora granadina Garasa que hace seis meses presentó suspensión de pagos y le debe 175.000 euros por siete meses de contrato.

Eran las diez de la mañana cuando el empresario, natural de Cartaya, se subió a una grúa con la amenaza de una huelga "indefinida" y de no comer ni beber durante el tiempo que se prolongara. No fue hasta las 18.00 horas cuando abandonó su protesta, aunque anunció que no descarta subirse a la grúa de nuevo "si no se soluciona la situación".

Según explicó González, la deuda obedece al impago de los trabajos en 50 viviendas de la Junta de Andalucía en Nerva para los que su empresa fue subcontratada y de otras dos obras en El Campillo. Como consecuencia de ello, tuvo que cerrar su empresa dejando a una quincena de trabajadores en paro porque "la situación era insostenible". El tema está en los tribunales aunque el dinero no llega y González se lamentó de que si no lo recibe el banco le quitará la. "Mi familia se quedará en la calle".

Durante toda la tarde, el alcalde de Nerva, el independiente Domingo Domínguez, y bomberos del Parque Comarcal Cuenca Minera intentaron convencer al empresario para que dejara su protesta. Finalmente, bajó de la grúa después de que el regidor le asegurara "que ayer mismo se celebraría una reunión en el Consistorio" a la que estaba previsto que asistieran el propio Domínguez, el gerente de la Empresa Pública del Suelo de Andalucía, Francisco Fernández, y el alcalde de Cartaya, Juan Antonio Millán.

El regidor de Nerva aseguró estar intentando contactar con la empresa, que al cierre de esta edición aún no se había pronunciado.

  • 1