Local

Una rata araña en un ojo a una vecina del Tiro de Línea mientras dormía

el 09 ago 2012 / 20:02 h.

TAGS:

Mónica Toledano sufrió el martes los arañazos de una rata en el párpado izquierdo.
-->-->-->

¿Se imaginan pasar la semana de vacaciones encerrada en casa a la espera de atrapar una rata? Mónica Toledano, una vecina del Tiro de Línea, se encuentra en esta situación después de que en la madrugada del pasado martes una rata se subiera a su cama y le atacara en un ojo mientras dormía. Es el caso más dramático de la plaga de ratas que campa estos días por varias barriadas de la ciudad, entre las que se encuentran Santa Genoveva y Santa Bárbara, en el Tiro de Línea. Allí los roedores se han convertido en "un problema de salud pública" pues están entrando en las viviendas.

Mónica no da crédito a lo ocurrido. Relata que sobre las cinco de la madrugada sintió "un escozor muy grande" en el párpado izquierdo y que, a continuación, empezó a sangrar. "Pensé que me había picado algún bicho, pero pronto escuché un ruido en la mesita de noche, encendí la luz y vi la cabeza de la rata". Ella y su esposo salieron con lo puesto y cerraron a cal y canto el dormitorio. Tras descartar contratar una empresa privada de desratización por su elevado coste, llamaron al grupo Zoosani_tario del Ayuntamiento de Sevilla, cuyos efectivos llegaron "en una hora".

Desde entonces dos operarios acuden dos veces al día a esta vivienda ubicada en la avenida de Los Teatinos. El objetivo: atrapar vivo al animal para comprobar si tiene enfermedades que haya podido transmitir. Hasta el momento no ha habido suerte. La rata logra hacerse con el cebo sin entrar en la jaula. "No hay manera. Llevo cuatro días con un bicho en mi dormitorio, destrozándolo todo, cagándose encima de mi cama y con malos olores", explica desesperada la vecina agredida, que en prevención se puso la inyección del tétanos cuando fue al médico.

Mónica asegura que los efectivos del Zoosanitario que van a su casa "apenas están media hora", pues pronto reciben nuevos encargos: "Les suena constantemente el móvil para atender las urgencias". De hecho, la asociación vecinal Santa Genoveva critica la reducción de este servicio municipal, que "no pueden intervenir, salvo este caso, al existir sólo uno de los cinco equipos que había antes para toda Sevilla". A su líder vecinal, María Luisa Pérez, no le convence la respuesta del distrito: "Cómo que no hay dinero cuando está en juego la salud".

Lo cierto es que con esta ola de calor se agrava el calvario de Mónica y su familia, que ha tenido que comprar una malla para sellar las ventanas del resto de estancias. Lo peor sin duda llega por la noche: "Tengo que dormir en el sofá con todas las ventanas cerradas y un ventilador".

De momento no quiere hablar de posibles denuncias, pues sólo tiene un objetivo en mente: "Quiero que acabe esta pesadilla. Esto no es vida. Mira cómo me veo en mi semana de vacaciones, sin poder ir a ninguna parte y con el temor de tener una rata en mi dormitorio", asevera esta madre de dos niños que recuerda que estos años atrás "venían desde el Ayuntamiento y echaban bolsas de veneno en los husillos" para evitar que se llegara a estos extremos. Y es que hay ratas en todo el barrio. El relato de Mónica se completa con el de otros vecinos de las viviendas más antiguas del Tiro de Línea que dicen sentir a las ratas bajo sus bañeras, en las que muchas de ellas "han roto las tuberías y el alcantarillado".

  • 1