lunes, 19 noviembre 2018
12:53
, última actualización
Local

Una red de atracadores planeaba raptar a una menor

Cinco detenidos por el atraco a mano  armada de un supermercado y una entidad bancaria de la capital

el 05 mar 2012 / 20:31 h.

TAGS:

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido a cinco  personas, cuatro hombres y una mujer, como presuntos autores de dos  atracos a mano armada en un supermercado de la avenida Kansas City y  una entidad bancaria de la calle Arroyo de la capital hispalense, ha  indicado la Policía en un comunicado de prensa.  

Las detenciones se precipitaron cuando los agentes averiguaron en  el transcurso de la investigación que, además, los sospechosos se  disponían a sustraer a una menor de la custodia del exmarido de la  detenida en la localidad valenciana de Burjasot. Así, querían  lesionar al padre de la niña con el objetivo de dejarlo impedido para  su cuidado y lograr que la custodia de la menor tuviera que serle  revocada.

La investigación se inició en noviembre del año pasado, después de  que el día 11 de ese mes dos varones que ocultaban su rostro con  cascos de motoristas sustrajeran la caja de una entidad bancaria de  la calle Arroyo intimidando a los empleados con sendas pistolas; los  testigos indicaron que los autores tenían acento árabe.  Posteriormente, se supo que fueron ayudados por una tercera persona  que sujetaba la puerta abierta para facilitarles la huida.

Días después, se perpetró otro atraco en un supermercado de la  avenida Kansas City. Según los primeros indicios obtenidos por los  investigadores, dos individuos encapuchados con pasamontañas y  armados con pistolas sustrajeron la recaudación del establecimiento,  por lo que la similitud en el 'modus operandi' y las semejanzas  físicas de los autores permitió a los agentes relacionar ambos  asaltos.

El "minucioso" trabajo de campo desarrollado por los policías, así  como el análisis de una ingente cantidad de información obtenida  --incluso de fuentes internacionales gracias a los protocolos de  cooperación policial europeos-- dio sus frutos en febrero, lográndose  la identificación de dos de los autores materiales de los atracos.

Seguidamente, los agentes diseñaron un dispositivo para su urgente  localización y la identificación de los restantes miembros de la  banda. Gracias al mismo, averiguaron que la organización estaba  compuesta por cuatro personas, en concreto dos súbditos marroquíes y  dos ciudadanos españoles.  

Desde este momento, los investigados fueron sometidos a una  estrecha vigilancia para averiguar la infraestructura con la que  contaban, domicilios, pisos francos y otros lugares donde pudieran  almacenar las armas y los efectos sustraídos. De forma paralela,  identificaron a la pareja sentimental de uno de los súbditos  marroquíes, una ciudadana española que, al parecer, estaba también  plenamente integrada en la estructura de la organización.

"ESCARMIENTO" AL EXMARIDO DE UNA DETENIDA.

Los hechos se precipitaron los últimos días de febrero, ya que los  integrantes de la banda mostraban "gran agitación", con numerosos  contactos entre sí y diversas salidas de la ciudad a localidades como  Burjasot, en Valencia, o Jerez de la Frontera, en Cádiz.

Los policías sospechaban que iban a cometer un nuevo atraco, por  lo que intensificaron las vigilancias sobre el grupo. Además,  establecieron contacto con las unidades especializadas en este tipo  de bandas tanto en Valencia como en Cádiz, de cara a determinar cuál  sería su próximo golpe.  

Sin embargo, en sus desplazamientos a estas ciudades los  delincuentes parecían controlar una serie de domicilios particulares  y no establecimientos comerciales o bancarios, de manera que todo  hacía pensar que la banda no iba a perpetrar un atraco, ya que dichos  domicilios estaban relacionados con la anterior pareja sentimental de  la única integrante femenina de la banda y actual pareja del líder de  la organización.

Así, se supo que el objetivo final era el secuestro de la hija que  habían tenido en común, cuya custodia, tras la separación, había  correspondido al progenitor. Según las propias palabras de los  delincuentes, "habría que darle y darle hasta que esté bien  despachado" durante la sustracción de la menor. Los arrestados,  expertos en artes marciales y boxeo, querían lesionarle de manera  grave y dejarlo impedido para el cuidado de la niña, de tal manera  que la custodia de la menor tuviera que serle revocada.  

DETENCIONES EN VALENCIA Y SEVILLA

Con las informaciones obtenidas por los agentes, se intensificó el  control sobre estas personas y se estableció un dispositivo  coordinado desde Sevilla que culminó con su detención el día 29 de  febrero. Los dos súbditos marroquíes y la mujer fueron arrestados en  Burjasot, en las inmediaciones del domicilio de la niña cuando se  disponían a sustraerla. Se les intervino un arma de fuego, una  pistola de descargas eléctricas, dos pasamontañas, un rollo de cinta  americana y un bote con una sustancia líquida que pudiera ser un  anestésico.

Mientras, en Sevilla se procedía a la detención de los otros dos  integrantes de la organización, los dos españoles, y a la entrada y  registro de todos los inmuebles relacionados con la banda. Se  intervino un uniforme de Policía Local de una localidad aljarafeña,  una defensa extensible de acero y una pistola simulada que había sido  modificada artesanalmente para disparar munición real de 9  milímetros.

Los detenidos son A.A.O., nacido en Marruecos en 1963; la pareja  de éste, la española F.M.G.P., de 1982; el también marroquí O.K.,  nacido en 1989, y los españoles J.A.T.L., de 1969, y J.C.D., de 1981.  Sólo a J.A.T.L. le constaba una detención previa por un ilícito penal  de distinta naturaleza, si bien se ha podido establecer la relación  de los marroquíes con robos con violencia y armas de fuego en otros  países gracias a Interpol.

Finalizadas las diligencias policiales, los detenidos quedaron a  disposición judicial. La operación ha sido realizada por agentes del  Grupo de Atracos de la UDEV de la Jefatura Superior de Policía de  Andalucía Occidental en colaboración con agentes de la Jefatura de  Policía de la comunidad valenciana.


  • 1