Local

Una reforma del alumbrado reducirá el gasto a la mitad

Los puntos de luz se controlarán de form independiente y habrá distintos niveles

el 23 ene 2010 / 21:06 h.

TAGS:

La Avenida de la Constitución, iluminada.

El objetivo es conseguir prolongar la vida útil de todas las lámparas de la vía pública un 30% y  reducir a la mitad del gasto energético del alumbrado en la vía pública. Para ello, la Delegación de Infraestructuras para la Sostenibilidad, que dirige IU, destinará 770.000 euros para la instalación de un nuevo modelo de gestión de las luminarias: se implantarán una treintena de centros de mando y un millar de puntos de iluminación que serán regulados de forma que cada uno tenga su propio sistema de encendido y apagado y se pueda regular su nivel de intensidad. De esta forma, según explicaron desde la Delegación de Infraestructuras para la Sostenibilidad,  mientras una zona esté apagada, otra puede estar con un 90% de ilumunación y otra levemente encendida, una fórmula que según prevé el Consistorio permitirá reducir el gasto y prevenir posibles fallos en la iluminación de la vía pública de la ciudad.


La medida, financiada con cargo al nuevo plan extraordinario de inversiones del Estado, se implantará de forma inicial en la zona Sur de la ciudad (con actuaciones en la Avenida de la Palmera, Miguel Ángel, Ronda de los Tejares o Francisco Collantes) y en el Norte (con intervenciones en Amatista, Jaspe, Plaza Nueva, Plaza de San Francisco o Eritaña), unas vías en las que se instalarán un millar de luminarias.


Este proyecto se enmarca dentro del plan de ahorro y eficiencia energética impulsado por IU en este mandato y que tenía entre sus proyectos la sustitución de más de 13.000 lámparas de mercurio por otras de vapor de sodio, lo que podía suponer un ahorro del gasto energético del 25%. Según las previsiones difundidas por la Delegación de Infraestructuras para la Sostenibilidad en la presentación de este proyecto, al finalizar este mandato el 60% de las luminarias de la ciudad serían de este modelo.


“Queremos buscar e instalar todos los sistemas que nos puedan permitir avanzar en la senda de la sostenibilidad mediante la reducción de la contaminación lumínica y el fomento del ahorro energético”, explicó el primer teniente de alcalde y delegado de Infraestructuras para la Sostenibilidad, Antonoi Rodrigo Torrijos.


Con este objetivo el Ayuntamiento ha aprobado hasta siete proyectos, con un importe total de 1,6 millones de euros, financiados a través del plan extraordinario de inversiones del Gobierno central. Este programa, que destina casi la mitad de los fondos a la sostenibilidad medioambiental, comenzará a aplicarse entre los meses de abril y marzo, y al igual que ocurrió con el Plan 8.000 tendrá como plazo máximo de ejecución todo este año. En el caso de los proyectos de iluminación, el margen será más estrecho, y los trabajos se prolongarán unos cuatro meses.

  • 1