Local

"Una renovación sin ruptura"

El alcalde, como ya hizo Torrijos, pide continuidad al candidato Juan Espadas.

el 22 ago 2010 / 20:54 h.

TAGS:

Imagen del encuentro disputado en Cagliari.
Una de las grandes incógnitas de la inminente campaña electoral es cómo conseguirá Juan Espadas mantener un precario equilibrio que le permita conjugar la imagen de renovación con la defensa del trabajo realizado estos años. Cómo logrará representar a la vez a las bases que han respaldado la gestión de estos tres mandatos y a un sector crítico que ha ido creciendo con el paso de los años. El PSOE optó por Espadas para forzar un cambio, de formas y de fondo, hasta tal punto que basó su elección en la necesidad de elaborar unas listas sin rastro de continuidad, un lavado de imagen.

A la espera de que su equipo ponga encima de la mesa su estrategia, el ex consejero de Vivienda arranca el curso con dos advertencias encima de la mesa. La primera del candidato de IU, su socio potencial, quien le advirtió hace sólo unos días de que debía “respetar los hitos y apuestas del Gobierno local”. La segunda, del propio regidor, a través de una entrevista con Europa Press: “Hay que hacer las cosas bien, y combinar adecuadamente tanto en Sevilla como en Andalucía lo que es la continuidad sin continuismos, y la renovación sin una ruptura con lo anterior. Si es así podremos conseguir superar las actuales encuestas y mejorar nuestra posición para que siga adelante el proyecto socialista”.

La campaña de Espadas, que el candidato prepara en Sevilla desde mediados de agosto, depende en buena medida de la coordinación que establezca con el Gobierno local y con el propio alcalde. El ex consejero ya advirtió de que no encabezaría inauguraciones o actos institucionales en los que el protagonismo será para Monteseirín si mantiene hasta mayo el compromiso alcanzado con el partido de concluir el mandato. Serán el Gobierno local y el grupo socialista los que tengan que hacerle un hueco a un rostro aún desconocido para la mayor parte de los ciudadanos: “Todos estaremos a esa labor y a partir de ahí todo será más fácil. A mayor conocimiento que se tenga del candidato y de sus características humanas, personales y políticas, mayor será su valoración. Espadas es una persona que perfectamente puede representar lo que significa la gestión que los socialistas hemos hecho durante todos estos años y ofrece nuevas perspectivas para el progreso de la ciudad”.

De hecho, el propio regidor advirtió en esta entrevista de sus prioridades en estos momentos: “Sólo pienso en ir culminando los proyectos en marcha que necesitarán de todo mi empuje y atención. No estoy en absoluto pensando en mi futuro, sino resolviendo cosas a corto plazo, porque es mi obligación y me dedico gustosamente a ello”. Monteseirín quiere dejar a un lado el debate abierto cuando se formalizó su renuncia a continuar en 2011: ¿qué encaje tiene en el partido una persona que ha sido alcalde de Sevilla durante 12 años pero que tiene en contra a un amplio sector del partido? Esta salida fue precisamente uno de los obstáculos de la posible renuncia antes de la finalización del mandato de Alfredo Sánchez Monteseirín.

Desde que ese debate se cerró hasta ahora, lejos de apartarse, el alcalde ha intensificado su gestión. Quiere poner el broche final a sus tres mandatos consecutivos y enjuagar una imagen deteriorada tanto dentro como fuera de su partido tras más de una década en Plaza Nueva: “Ha habido un proceso de transformación no exento de dificultades e incomprensiones, pero cuando rematamos la tarea la gente la hace suya y disfruta de sus enormes beneficios”.

  • 1