sábado, 16 febrero 2019
21:22
, última actualización
Cultura

Una resaca de cine, pero 0,0

el 17 jun 2010 / 19:44 h.

Pasada ya la gran noche de Hollywood en Sevilla, es decir, el inolvidable estreno de Knight & Day en el Casino de la Exposición, ayer comenzaron a trascender algunas de las anécdotas de la velada, que no estuvo exenta de momentos inolvidables.

De la premier de la cinta, rodada en parte en la capital hispalense y en Cádiz, casi todo está dicho. Tras la hora de autógrafos que ambos actores dedicaron a los cientos de fans congregados a las puertas del Casino de la Exposición, ambos protagonistas, en contra de lo previsto, se quedaron a ver la película en el Lope de Vega, siendo testigos de todas las reacciones del público.

Una vez que el clásico The End asomó en la pantalla, los astros del firmamento hollywoodiense abandonaron el edificio por la puerta trasera, dejando a los cerca de 500 invitados disfrutando de un cóctel en la terraza del Casino de la Exposición.

Pero algunos de los momentos más divertidos se vivieron antes de que arrancara la proyección. El retraso causado por la protesta de los bomberos y los policías municipales provocó que todo el famoseo local invitado a la gala, que llegó en hora a la ceremonia, tuviera que aguardar más de lo previsto en el interior del recinto.

Algunos de los invitados, ante la prolongada espera, optaron por entrar a la cafetería del Casino, donde se observaron singulares estampas, como ver a Katie Holmes, esposa de Cruise, tomando un refresco en la barra del Salón de los Espejos, cerca de la duquesa de Alba, que conversaba animadamente con Carmen Tello, Curro Romero, Víctor Puerto y Fran Rivera.Todo esto siempre sin alcohol de por medio, ya que la organización, siguiendo instrucciones de la productora –al más típico estilo made in USA– prohibió la venta de cualquier bebida con alcohol –incluidas cervezas– hasta que concluyera la proyección de la cinta.

Tras el visionado, ya sí circuló el cava durante el cóctel, que se sirvió en la terraza entre estrictas medidas de seguridad, jamón, queso y otros canapés.


Capítulo aparte merece la gala y su maestro de ceremonias, Fran Rivera, quien sorprendió al respetable con una intervención fresca, divertida y ligera. Habló en inglés y español y ejerció de traductor para los actores, que dirigieron unas palabras antes de comenzar la película. En este punto se produjo una de las anécdotas de la noche, cuando el diestro, por un despiste, tradujo al español la intervención en castellano de Jordi Mollá, único actor nacional que participa en Noche y día.

En cuanto a la película, los comentarios tras la proyección revelaban que la gente se había llevado una mejor impresión de lo esperado inicialmente, según comentaron a este periódico alguno de los invitados.

En cuanto a la imagen de Sevilla en el filme, el auditorio rompió en aplausos cuando aparecieron algunas de sus estampas en la pantalla, con cartel incluido, y sólo se escucharon algunas risas cuando la magia de Hollywood trasladó los Sanfermines desde Pamplona hasta las calles del Centro hispalense.

En cualquier caso, al margen de errores de libro que contiene el filme –Tom Cruise ya es experto, puesto que puso a arder en las Fallas los pasos de la Semana Santa sevillana en Misión Imposible 2–, Noche y día se estrenará el 25 de junio en las salas de Estados Unidos y el 16 de julio en las de España.

 

  • 1