jueves, 13 diciembre 2018
22:49
, última actualización
Cultura

Una rockera con mucho duende

Luz Casal contagió su pasión al entregado público sevillano.

el 16 oct 2011 / 08:45 h.

A oscuras y acompañada sólo con el piano de Fran Rubio, Luz Casal se presentó al público entonando los versos de su primera canción: “cada vez que veo tu fotografía...” Y se hizo la luz, y ella apareció en el centro del escenario, ataviada para la ocasión con un elegante traje blanco de noche con volantes. Un traje y luminoso que le daba un aspecto de toda una señora dama del bolero. Desde luego, es todo un reto comenzar una actuación en un escenario como el del Teatro Maestranza con un tema tan complejo, cantado solo con el acompañamiento de un instrumento. Tal vez por eso se mostró un tanto tímida y contenida.

Pero esa timidez no casaba con la experiencia y el magisterio de la cantante que se atrevió a engañar al rock con el bolero y, nada más terminar la canción, se deshizo de ella saludando al público con absoluto poderío mientras paseaba su garbo por el escenario, sonriendo con una imagen desafiante y decidida. Desde ese momento el público no paró de interrumpir con sus ovaciones el resto de sus canciones, un repertorio de su último disco, Pasión, que ella defendió haciendo honor a su título.

El recital estuvo dividido en dos partes claramente diferenciadas. En la primera se entregó al bolero y sus baladas más populares. En la segunda, cambió el traje de noche por los pantalones de cuero y la chupa para demostrarnos con alegría que ella es una  auténtica rockera, de esas nunca mueren.

Fue en esta segunda parte cuando Luz Casal desbordó pasión y energía, conectó con los espectadores hasta conseguir su complicidad y no paró hasta que los levantó de sus asientos y los puso  a bailar algo que, por cierto, no le costó demasiado.

En todo momento estuvo acompañada por una lujosa agrupación musical que cuenta con profesionales de la talla de Tino Di Giraldo, quien tocó la batería con una delicadeza soberbia,  Manuel Machado que nos desbarató con la calidez de su trompeta o Jorge Fernández y Juan Cerro,  quienes nos regalaron un toque de guitarra tan rotundo como brillante.

Precisamente con Juan Cerro  la cantante nos regaló un emotivo final adelantándonos un tema de su próximo disco del que, según ella misma reconoció, está sumamente satisfecha. Aunque, como era de esperar, no tuvo más remedio que retrasar el final, ante un público más que emocionado.


FICHA TÉCNICA

LUZ CASAL

Valoración: ****

Teatro Maestranza 15 y 16 de octubre.Voz: Luz Casal. Batería: Tino de Giraldo.
Guitarras: Juan Cerro, Jorge Fernández.  Piano y Teclados: Fran Rubio.
Bajo y contrabajo:
Pedro Oteo Aguilar.
Percusión:
Pedro Pablo Rodríguez. Trompeta: Manuel Machado.
Trombón:
Joulien Ferrer. Saxofón: Martín García. Violines: Eunice Santos, Iván García.
Viola:
Belén Villanueva. Chelo: Sebastián Lorca.

  • 1