Cultura

Una ROSS con más perspectiva

La otra gran beneficiada de esta época de bonanza que vive el Teatro de la Maestranza es la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS), que pasa de 16 a 18 conciertos de abono, intensifica sus giras y da cabida con bríos renovados a la música del siglo XX y a la barroca.

el 15 sep 2009 / 06:15 h.

La otra gran beneficiada de esta época de bonanza que vive el Teatro de la Maestranza es la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS), que pasa de 16 a 18 conciertos de abono, intensifica sus giras y da cabida con bríos renovados a la música del siglo XX y a la barroca.

Nunca hasta la fecha la ROSS había sido tan generosa en el capítulo de las orquestas invitadas. Cuatro serán las que suban al escenario la próxima temporada en programas de abono de la formación hispalense. La Orquesta Barroca de Sevilla protagonizará un programa con páginas de Baguer y Plà en vísperas de su trabajo como conjunto de foso con la ópera Julio César.

También acudirá la Real Filharmonía de Galicia, con su titular, Ros-Marbá, la Orquesta Sinfónica de Euskadi y la Orquesta Ciudad de Granada, responsable musical de la ópera Tancredi, de Rossini.

A cambio, la ROSS visitará todas las ciudades de origen de estas orquestas, lo que hará que aumente su presencia fuera de Sevilla. Además, la inminente gira por China y una por Centroeuropa en el invierno próximo lograrán situar a la Sinfónica sevillana en el complejo y competitivo escenario de la música clásica.

En lo que concierne a la temporada sevillana de la ROSS, Pedro Halffter se ha reservado seis de las citas de un curso que comenzará el 11 de septiembre con La vida breve, de Manuel de Falla y finalizará el 25 de junio con la Novena de Beethoven dirigida por Frühbeck de Burgos.

Entre todos los encuentros destacan ocasiones excepcionales como la que tendrá lugar el 30 de octubre, día en el que se interpretará la extensa partitura De los cañones a las estrellas, celebrando así el centenario del nacimiento de Olivier Messiaen. Otro vasto fresco sinfónico se ofrecerá el 19 de diciembre. John Nelson dirigirá el oratorio La infancia de Cristo.

A falta de un hilo conductor de la temporada -imposible ante un programa tan heterogéneo-, Halffter señaló ayer que cada concierto propone un programa coherente. Es el caso del que dirigirá Howard Griffiths en abril de 2009 y en el que se escuchará Moz-Art a la Haydn de Schnittke, el Concierto para dos pianos n.10 de Mozart y la Sinfonía Londres de Haydn.

La nónima de directores invitados crece en importancia, asomándose al podio del Maestranza maestros como Leif Segerstan o el francés Marc Soustrot. Regresa, con un programa a su medida, Nielsen y Schumann, Michael Schonwandt y el inglés John Nelson.

No hay una especial novedad en el apartado de solistas, que mantiene la calidad, aunque sigue insistiendo en no salir del esquema piano, violín y violonchelo. Al frente del instrumento de tecla se pondrán Josep Colom, Kirill Gerstein, Nikolai Lugansky, Víctor y Luis del Valle y Javier Perianes. Benjamin Schmid y Cho-Liang Lin representarán al violín y Truls Mork y Steven Isserlis empuñarán el violonchelo.

Más llamativo resultará para el aficionado inquieto la posibilidad de escuchar el Concierto para clarinete y orquesta de Carl Nielsen, con Martin Fröst como solista, y la obra Itaun, de Ramón Lazkano, pieza concertante que será ejecutada por el acordeonista Iñaki Alberdi.

  • 1