Deportes

Una salvación con glamour

El Cajasol se llevó un triunfo muy valioso y merecido para sus lares al vencer por 77-85, tras cuajar un excelente encuentro ante un Tau Cerámica irregular, con lo que el combinado de Manel Comas deja ya resuelta la permanencia en la Liga ACB para la próxima campaña.

el 15 sep 2009 / 03:50 h.

El cuadro hispalense comenzó el encuentro lanzado gracias al doble acierto desde el triple por parte del base estadounidense Elmer Bennett (2-10, m. 3), sin respuesta a cargo de su oponente, al que espera la Final Four a partir del viernes, carente de tensión o enjundia colectiva, lo mismo adelante que atrás.

Tuvo que solicitar un tiempo muerto el entrenador local, Neven Spahija, pero Elmer Bennett y Tyrone Ellis siguieron lanzados desde fuera del perímetro, con tres triples entre los dos (12-23, m. 7), mientras que la defensa baskonista hacía aguas por todas partes.

Siguió el festival triplista del equipo del San Pablo en el cuarto inicial, liderado por un gran Tyrone Ellis, entre la pasividad, espesura y el 'dejar hacer' de los locales (17-28, m. 9). Al término de los primeros diez minutos, la paliza recibida por el Tau fue de órdago a la grande, al encajar la friolera de 30 puntos, acabando el cuarto con 21 puntos en el haber del cuadro baskonista.

El Tau, pese a unos desacertados Zoran Planinic e Igor Rakocevic, apretó las clavijas atrás, a base de una defensa presionante, con la entrada de hombres como Sergi Vidal, Pablo Prigioni y el rehabilitado Will McDonald, logrando ponerse a un punto (37-38) en los cinco minutos iniciales del segundo cuarto.

Volvió nuevamente a las andadas el equipo vitoriano, con lo que un parcial de 0-10 para el Cajasol dejó el electrónico en 37-48 (m. 18), tras dos tiros libres convertidos por Bennett. Se llegó al descanso de la confrontación con un 45-52, como resultado de la palmaria irregularidad de los locales y la sensación de que el Cajasol estuvo mucho más serio y metido en el partido, tras anotar 7 triples de 16 intentos (44 por ciento de efectividad) en los dos primeros cuartos.

El equipo vitoriano se puso a tres puntos en el m. 24 (53-56), coincidiendo con dos tiros libres anotados por el pívot James Singleton. El escolta Igor Rakocevic despertó, por fin, de su letargo anterior y, con un buen triple, empató el encuentro (56-56), aunque el Cajasol reaccionó por medio del base Aaron Miles desde el tiro libre, y del poste Andrew Betts, éste con una canasta desde dentro de la zona (56-60, m. 28).

El Tau se colocó arriba (61-60) con una oportuna canasta de Mirza Teletovic cuando ya estaba a punto de cerrarse el tercer cuarto, si bien Tyrone Ellis respondió con dos tiros libres convertidos (61-62). Aunque el Cajasol cogió una ventaja de cinco puntos en el inicio del último cuarto (63-68), Mirza Teletovic metió un triple desde casi nueve metros y puso el 68-68 en el marcador.

Otro parcial de 0-6 para el cuadro sevillano con triples de Miso y Kakiouzis (68-74, m. 35), hasta que el Tau volvió a coger una corta ventaja (77-76) a falta de dos minutos y medio para el final. El Cajasol no cedió en su decidido empeño de llevarse la victoria y, con los puntos del griego Michalis Kakiouzis, se puso otra vez por delante (77-81, m. 39), con Elmer Bennett en plan maestro como director de juego.

Al final, un muy merecido resultado de 77-85 para la intensa y certera escuadra sevillana, que no ganaba en Vitoria desde 1999 y lo volvió a hacer para confirmarse en la ACB.

  • 1