Local

Una sanción que choca con la del juez Tirado

La sanción impuesta a la secretaria del Juzgado de lo Penal número Uno de Sevilla, Juana Gálvez, por su actuación en una condena dictada contra el presunto autor de la muerte de la pequeña Mari Luz convulsionó ayer el mundo judicial sevillano.

el 15 sep 2009 / 16:13 h.

La sanción impuesta a la secretaria del Juzgado de lo Penal número Uno de Sevilla, Juana Gálvez, por su actuación en una condena dictada contra el presunto autor de la muerte de la pequeña Mari Luz convulsionó ayer el mundo judicial sevillano. El Ministerio de Justicia eleva la solicitud formalizada por el juez que instruyó el expediente sancionador y la condena a dos años de suspensión de empleo y sueldo por una falta grave de negligencia y de retraso injustificado en el cumplimiento de sus funciones. La resolución ministerial entiende que su actuación desembocó en un "cúmulo de omisiones" que culminó con la no ejecución de la sentencia por abusos sexuales que pesaba sobre Santiago del Valle. Lo primero que se colige de la sanción está en la mente de casi todos: es incomprensible que el juez Rafael Tirado reciba una sanción de 1.500 euros por la desatención que dejó en la calle a un peligroso pederasta y que, sin embargo, la funcionaria que lleva su juzgado vaya a recibir un castigo infinitamente mayor. Algo no cuadra, y ese algo tiene mucho que ver con los distintos órganos que han emitido las resoluciones de sanción. Al juez Tirado lo condenó la comisión disciplinaria del anterior Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), mientras que a la funcionaria la sanciona el Ministerio de Justicia. En realidad, este departamento ministerial no hace más que aplicar un principio de coherencia. Su titular, Mariano Fernández Bermejo, ha exigido que el juez Tirado pague su error con una sanción más grave que unos simples 1.500 euros, razón por la cual la Fiscalía General del Estado ha presentado un recurso a la decisión del CGPJ en el que reclama que recaiga sobre él una suspensión de tres años. ¿Cómo va a pedir este castigo ejemplar y no va a sancionar con una dureza similar a la secretaria judicial de su juzgado? No se entendería un trato distinto para ambos. Por eso, y no por otra causa, ha condenado con tanta dureza a Juana Gálvez.

  • 1