Local

Una Semana Santa rentable

La Semana Santa de Sevilla no es sólo la celebración anual más importante de la ciudad, muy por encima de la feria de abril, sino que ahora se demuestra que también es la festividad que más dinero deja en la capital sevillana. Al margen de su evidente carga religiosa y devocional la Semana Santa...

el 15 sep 2009 / 01:17 h.

La Semana Santa de Sevilla no es sólo la celebración anual más importante de la ciudad, muy por encima de la feria de abril, sino que ahora se demuestra que también es la festividad que más dinero deja en la capital sevillana. Al margen de su evidente carga religiosa y devocional la Semana Santa se ha convertido desde hace menos de una década en polo de atracción irresistible para un millón de personas que cada año acude a ella desde las diferentes localidades de la provincia, otras capitales andaluzas o el resto de España y el extranjero. El fenómeno es tan evidente que, según un estudio de la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES), desde el año 1999 hasta la fecha, sólo nueve años, el número de visitantes casi se ha duplicado y los ingresos que esta celebración deja en la ciudad han hecho otro tanto alcanzando en 2007 más de 160 millones de euros. Una cantidad muy relevante que gana Sevilla en sólo siete días. La razón de este boom de la Semana Santa debe buscarse necesariamente en la eficacia de esa ventana al mundo llamada internet y su infinita capacidad para difundir contenidos, imágenes, procesiones, ritos y todo aquello que en Sevilla tiene que ver con la semana más sagrada del año. También en la incorporación de las mujeres a la celebración. Así lo señala el estudio de la CES. Un tercer responsable del fenómeno que volverá a repetirse y superarse dentro de poco más de una semana está en el variopinto grupo de entidades y administraciones que pregonan los valores religiosos y sociales de la fiesta sevillana por todos los rincones del mundo. Esos singulares resultados económicos que ahora arroja el informe indican que la inversión que se hace en favor de la Semana Santa es devuelta con creces al tejido económico de la ciudad. Y a la vista de la increíble evolución de los ingresos de estos años todos los agentes de la Semana Santa deben continuar por la senda de la promoción inteligente de esa tradición única que tanto apasiona y que no ha agotado ni de lejos su capacidad de crecimiento. Sevilla no puede desaprovechar esa gran oportunidad económica.

  • 1