Local

Una separación de lujo

"Sólo quiero lo mejor para mi hijo". Aunque casi no tenía ni para pagarse un abogado, Pastora Moreno, profesora de la Facultad de Comunicación, no dudó en buscar un letrado que lograra que su ex pareja le pasase una pensión "digna" a su hijo, más allá de los 300 euros mensuales que recibía. Por ello, solicitó 6.000 euros de pensión al padre de su hijo, un hombre que goza de buena posición económica. Un juez la ha fijado en 3.500 euros.

el 15 sep 2009 / 18:17 h.

TAGS:

"Sólo quiero lo mejor para mi hijo". Aunque casi no tenía ni para pagarse un abogado, Pastora Moreno, profesora de la Facultad de Comunicación, no dudó en buscar un letrado que lograra que su ex pareja le pasase una pensión "digna" a su hijo, más allá de los 300 euros mensuales que recibía. Por ello, solicitó 6.000 euros de pensión al padre de su hijo, un hombre que goza de buena posición económica y con el que mantuvo una relación de cinco años, frente a los 300 euros que él abonaba. Un juez la ha fijado en 3.500 euros, en virtud de su patrimonio.

La sentencia del Juzgado de Familia número 7 de Sevilla tiene un valor preventivo que, sin embargo, no ha terminado de contentar a las partes. El padre, un afamado catedrático de Farmacia de la Universidad de La Laguna, en Tenerife, y a punto de jubilarse, recurrirá al no estar de acuerdo con la cuantía.

La madre también va a recurrir el fallo, aunque en un principio "prefería calma", aseguraba ayer su letrado, Manuel Pérez Peña, pero "como ellos han recurrido nos adherimos al mismo y sostendremos los 6.000 euros que pedíamos", pues afirma que además de sus ingresos como catedrático "tiene una empresa de alquiler de inmuebles que le ha generado más de un millón de beneficio al año", aunque ahora pesa sobre la misma una hipoteca de 1,3 millones "de un bloque de pisos que ha construido". En el juicio V.D.C. sólo accedió a llegar "hasta los 500 euros".

Según los cálculos de Pérez, para que el menor lleve el mismo nivel de vida que sus otros tres hermanos mayores, de un anterior matrimonio de su padre, necesitaría 6.000 euros mensuales para poder "inscribirse en el Club Náutico, como sus hermanos, recibir clases de hípica y contar con educación y sanidad privada". Además, el letrado considera que el menor debe vivir en una casa como la del padre, "aunque sea alquilada", para que, como afirma el juez Francisco Serrano en el fallo, evitar que "en el futuro elija al padre por dinero".

Dolida . Ella recordaba ayer que lo que reclama "es para el bienestar de nuestro hijo", pues en su demanda no solicita pensión para ella. Pastora Moreno confesaba que está "dolida" y que se ha sentido durante estos últimos meses "atada, sin saber por donde tirar", porque el padre del menor, que ayer no quiso hacer ninguna declaración, "desapareció y creyó que con 300 euros mensuales bastaba".

El problema llegó cuando "dejó de pagar la hipoteca" tras, según cuenta, chantajearla: "si no aceptaba los 300 euros no se haría cargo de su parte de la hipoteca". De hecho, en los juzgados de Tenerife Moreno también ha denunciado a su ex pareja por impago. "Mi sueldo de profesora de universidad no me da para pagar la hipoteca, una reforma del piso que me dejó colgada y los gastos del niño", más cuando "me exige que lo lleve a colegios privados".

Para ella lo destacado del caso no es el carácter preventivo de la sentencia, sino el que "un señor con un capital impresionante sólo ofrezca a su hijo 300 euros, cuando a los otros hijos incluso han estudiado en el extranjero". No obstante, Pastora Moreno no quiso entrar a valorar la cuantía de la pensión, "eso es una cuestión que dejo en manos de mi abogado, que fue quien la calculó".

Es más, ella asegura que incluso desconocía el patrimonio de su pareja (que incluye numerosos pisos, garajes y hasta una farmacia cedida a su ex mujer) y que ha sido su abogado "el que lo ha descubierto". Pastora está dispuesta a justificar todos los gastos de su hijo para que "quede claro" que el dinero lo va a dedicar por completo a su cuidado.

  • 1