domingo, 18 noviembre 2018
21:15
, última actualización
Local

"Una sola edición de 'Gran hermano' cuesta como 12 programas míos"

Julia Otero reacciona al pinchazo de espectadores de su segundo programa de 'Entrevista a la carta', que se hundió el lunes con una audiencia del 6%.

el 05 jun 2012 / 20:16 h.

Mario Vargas Llosa y el sexo de los hipopótamos Ver vídeo Mario Vargas Llosa y el sexo de los hipopótamos
  • Mario Vargas Llosa y el sexo de los hipopótamos

Dicen que la telebasura está en crisis, pero tampoco son buenos tiempos para la televisión exquisita. Prueba de ello es el batacazo que se dio el lunes por la noche el programa de Julia Otero Entrevista a la carta, que sigue en el desagüe de la audiencia al ya desaparecido programa Buenas noches y Buenafuente, ambos diseñados como réplica a la telerrealidad. En el caso del nuevo fichaje de La 1, la audiencia se quedó en el 6,4% frente al 19,6% de 'Gran hermano 12+1. La re-vuelta'. Las cifras las ofrece el portal especializado Vertele.com.

De hecho, La 1, cadena que hasta hace poco lideraba la parrilla y que lleva unos meses cediendo el testigo a Telecinco, quedó el lunes en tercer lugar, por detrás también de Antena 3. Unos datos que no se pueden achacar a la falta de experiencia de Otero ni a la de calidad de su entrevistado, Mario Vargas Llosa, escritor hispanoperuano y universal, con un premio Nobel.

Por delante de Otero quedaron en el horario de máxima audiencia y entre las televisiones generalistas espacios como la película El pacificador, de Cuatro; El Intermedio y El mentalista, en Lasexta, Equipo de investigación y El hormiguero 3.0 en Antena 3 y por supuesto la galaxia GH de Telecinco. La audiencia media de Canal Sur a lo largo del día también fue superior a la Entrevista a la carta al escritor.

Otero ha regresado a TVE, después de siete años de ausencia y Entrevista a la carta tendrá ocho entregas en La 1. Vertele.com entrevistó a la periodista y defendió su trabajo por lo caro que resulta programar un solo capítulo del concurso que se llevó el gato al agua, la secuela La re-vuelta de Gran hermano 12+1. "El prime time es durísimo; si no es Gran hermano serán otros formatos, la mayoría superproducciones televisivas con cuyo presupuesto de una sola noche se harían como mínimo una docena de Entrevistas a la carta".

Otero espera "convocar a un tipo de espectador que tal vez echaba de menos en el prime time (horario de máxima audiencia) una propuesta como Entrevista a la carta.

Otero, que de momento ha contado con Cayetano Rivera-Ordóñez y Mario Vargas Llosa, reconoce que su limitación está en que ni los grandes empresarios, banqueros y políticos han aceptado su invitación -ni la de "nadie" para que los radiografíen con preguntas. "En otro país sería impensable", se queja.

  • 1