Economía

Una TDT ‘saludable’ para los mayores

El proyecto será defendido por alumnos de los Salesianos de Triana.

el 05 mar 2011 / 19:52 h.

Tutor y alumnos en el patio de los Salesianos.

"Siempre se llega a alguna parte si se camina lo bastante". Ya lo escribió Lewis Carroll en Alicia en el País de las Maravillas, pero el camino es largo y requiere esfuerzo y dedicación. Dos requisitos que cumplen cinco alumnos del colegio Salesianos San Pedro de Triana.

José Antonio Márquez, Pablo Bermudo, Davide Parlante, Christian Ivanov y Norman Vivas compiten a partir de mañana por conseguir el Premio Nacional Don Bosco en su 24 edición, junto a otros 61 proyectos.

El encuentro tiene lugar en Zaragoza, en la que durante tres jornadas alumnos de diferentes centros españoles, incluso procedentes de Italia y Eslovaquia, expondrán al tribunal sus trabajos de carácter innovador y tecnológico.

Pero no están solos; cuentan con el apoyo de su tutor, Luis Miguel López, y del resto de compañeros del ciclo formativo de grado superior de Desarrollo de Aplicaciones Informáticas.

Desde octubre trabajan codo con codo en una aplicación para la TDT interactiva que proporcione servicios de telemedicina orientada a personas mayores, para las cuales la brecha digital sigue siendo importante.

Servicios tan cotidianos como pedir una cita médica serán a partir de ahora más sencillos para este colectivo, ya que a través de la televisión y la TDT, y utilizando para ello el mando a distancia, podrán acceder a ellos. "Es un proyecto que se puede aplicar fácilmente a la realidad. Lo que estamos trabajando no es irreal, porque se podría conectar con el SAS", afirma Luis Miguel López.

Este método ya existe en la actualidad en internet y cualquier persona con un DNI electrónico o un certificado digital puede acceder a estas aplicaciones a través de una página web del SAS.

La diferencia con el proyecto de estos alumnos de segundo curso es que la aplicación está integrada en la televisión, porque es el dispositivo más utilizado diariamente por las personas mayores, que la ven entre 3 y 4 horas diarias. "Se convirtió en la mejor forma de acercar nuestra idea a ellos".

La idea tiene su origen en un intenso debate en el que vieron la luz diversas propuestas, pero "siempre intentamos buscar una idea que no exista en el mercado, acompañada por una tecnología de vanguardia. De ahí surgió el tema de la asistencia médica, por un lado y, por otro, utilizar la TDT para ello, que también es una técnica bastante puntera, porque no existen todavía grandes aplicaciones que se utilicen a través de ella, por lo menos en España".

A lo largo de veinte minutos tendrán que desgranar cómo cualquier persona, sintonizando un canal de televisión, puede desplegar un menú que lance directamente esa aplicación y le permita interactuar con los servicios que plantea. Otra ventaja que ofrece es que actúa a modo de recordatorio.

"Nuestra idea es que cuando el médico recete un medicamento al paciente, pueda darle de alta en un recordatorio para que le salga en pantalla", explica López. "Considero que esta idea es muy buena, es real y útil y se puede integrar con tecnologías que ya existen, por lo tanto se partiría de un coste cero y una alta rentabilidad", afirma el tutor. En ese proyecto, los alumnos han invertido horas de sus ratos libres después de las clases, recuerda Pablo Bermudo.

El colegio Salesianos San Pedro es la segunda vez que participa en el Premio Nacional Don Bosco de forma consecutiva y en ambas ocasiones ha sido seleccionado para la fase final. El año pasado acudieron al concurso con un videojuego para la consola Xbox 360. "La experiencia fue muy buena, porque vimos que existen jóvenes con inquietudes y con ideas increíbles", atestigua López.

Entonces, el proyecto ganador fue una pantalla digital para una pizarra multitáctil que soportaba 35 puntos de expresión; las que se venden hoy en el mercado toleran sólo uno, explicaron.

De todas formas, y a pesar del resultado que obtengan, la andadura continúa para estos cinco alumnos que, dentro de un par de meses, se marchan al extranjero a realizar las prácticas formativas de su módulo. Y es que, "andando se hace el camino".

  • 1