Deportes

Una temporada clave para Reyes

La llegada de refuerzos como Deulofeu, Aleix Vidal y la consolidación de Vitolo como indiscutible para Emery colocan al utrerano ante un curso en el que tendrá que demostrar que tiene sitio en el futuro nervionense.

el 19 ago 2014 / 18:22 h.

José Antonio Reyes. / El Correo José Antonio Reyes. / El Correo La vida de Reyes en el Sevilla puede verse sacudida en la presente temporada. Los fichajes acometidos por la dirección deportiva y las sensaciones que ha transmitido el utrerano durante la pretemporada empujan a pensar que puede ser un curso bastante difícil para el zurdo. El primer dato a tener en cuenta es que Reyes ha perdido, por ahora, la titularidad. Y lo ha hecho, en función de lo visto en la final de la Supercopa de Europa, en favor de un recién llegado como Aleix Vidal, que saltó de inicio por la derecha al Cardiff City Stadium. Llama la atención que Emery, que lo utilizó bastante durante la pasada campaña y siempre en los partidos de gran trascendencia (derbis, tanto de la Liga como de la Europa League, el partido de vuelta europeo en Mestalla y la final de Turín ante el Benfica, entre otros), lo haya dejado en un segundo plano este verano. Precisamente en una época en la que el utrerano siempre ha destacado por su facilidad para coger la forma física y ser determinante en los primeros compases de la temporada. Desde su vuelta a Nervión, efectuada en enero de 2012 por el empeño de José María del Nido en repatriar a la primera estrella que tuvo que vender seis años antes, se ha especulado mucho respecto al rendimiento de Reyes y su posible salida del Sevilla. Equipos como el Fenerbahçe siempre han mostrado interés en él, aunque el jugador no ha dejado pasar ni una ocasión para dejar claro que sus intenciones no pasan por moverse de nuevo de tierras hispalenses. Tras un primer año con demasiados altibajos, Reyes creció en rendimiento con la continuidad de Míchel en el banquillo sevillista, aunque fue con Emery cuando se vio a un jugador que aún podía ser útil en un Sevilla de aspiraciones decentes. Hasta la fecha, el utrerano ha combinado partidos realmente flojos (la semifinal y la final de la Europa League, como casos más recientes) con repuntes de un Reyes desequilibrante (varios de los derbis ante el Betis han sido sus momentos estelares desde su regreso). El zurdo de Utrera es un futbolista que, además, no suele llevar bien lo de pasarse mucho tiempo en el banquillo. El hecho ya reseñado de que un recién llegado como Aleix Vidal esté por delante suya para toda una final de la Supercopa de Europa, puede servir como toque de atención. A sus casi 31 años, Reyes enfila ya la recta final de su carrera. El jugador se empeña en decir una y otra vez que aún no está de vuelta, circunstancia que tendrá que demostrar más que nunca en la presente temporada. Su hueco en los esquemas de Emery siempre ha estado en la banda derecha, desde donde parte siempre que puede hacia el centro para conectar con los delanteros. En ese sitio, además de Vidal (quien destaca por su velocidad) Unai espera a Deulofeu. Aunque la versatilidad del catalán le puede llevar a más posiciones, su sitio es ese. Mientras, en la otra banda, Vitolo ha echado el candado a base de unas excelentes prestaciones. La mediapunta, otra de las zonas donde Reyes podría rendir, está cubierta con Iago Aspas y Denis Suárez. En definitiva, que Reyes tiene ante sí su gran reto en Nervión: demostrar que el fútbol que asegura tener todavía dentro va acompañado de hambre y el orgullo necesario para que la nueva generación deba esperar.

  • 1