domingo, 20 enero 2019
23:54
, última actualización
Local

Sevilla se embarca en un estudio que mejora la supervivencia al melanoma

Esta terapia experimental mejora los tratamientos actuales para los afectados por una de las mutaciones de este tumor que afecta al 50% de los casos

el 18 feb 2015 / 18:08 h.

El melanoma es el tumor de piel que tiene una evolución más agresiva y es potencialmente mortal. De hecho, solo uno de cada cuatro pacientes con esta enfermedad en un estado avanzado tiene una expectativa de vida superior a un año. Por eso, cualquier pequeño avance en la investigación y el tratamiento de este tipo de cáncer supone un logro tanto para la comunidad científica como para los enfermos. AvancesMelanomaEn este sentido, los profesionales de la unidad de oncología del Virgen Macarena han participado en una investigación internacional en la que, tras un estudio en 495 pacientes, han determinado que una combinación de dos fármacos (Vemurafenib y Cobimetinib) permite bloquear las células tumorales impidiendo durante más tiempo la progresión de la enfermedad. Este tratamiento, que está en fase III, viene a «mejorar el sistema que estaba establecido» hasta el momento para este grupo de pacientes: los afectados por melanoma en un estado avanzado (con metástasis) que presentan una mutación en concreto (la de la proteína BRAF V600), que está presente en el 50 por ciento de los casos. De esta manera, los datos que arroja el estudio internacional en el que ha participado este centro, que es referencia a nivel nacional, son «esperanzadores» para que este nuevo método para tratar el melanoma cuando se encuentra en este estado «se comience a incorporar a la guía práctica clínica de manera casi inmediata», comentaba ayer el coordinador de la sección de oncología del Virgen Macarena, Luis de la Cruz. Pues las conclusiones de dicha investigación, en la que el centro sevillano fue, a nivel nacional, el que más pacientes incluyó, «implican a medio plazo el cambio de los estándares para la enfermedad», dijo De la Cruz. Es decir, se pasará de medicar de forma habitual con la terapia personalizada solo de Vemurafenib para hacerlo de manera sistemática con la combinación junto al otro fármaco. Estos datos, que quizá en otro contexto no serían tan destacables, se revalorizan si se tiene en cuenta que antes de 2010 no había tratamientos posibles para este grupo de enfermos. De manera que la combinación de fármacos se vislumbra como una nueva opción que «puede aumentar la esperanza y la calidad de vida». En este sentido, durante estos años se han producido otras mejoras en este ámbito, pues según se desprende de un estudio realizado por varios centros del Sistema Andaluz de Salud, en la primera mitad del siglo XXI ha aumentado el número de casos en los que el melanoma se detecta en su fase inicial, cuando aún no mide más de un milímetro, y es posible extirparlo. Algo que también demuestra «el gran trabajo de prevención que realizan los dermatólogos». En este sentido, recordaron la importancia de acudir al médico cuando haya alguna anomalía en el color de la piel, aparición de lunares, cambio de forma pues «la detección precoz es fundamental». Igualmente, estos especialistas insistieron en la necesidad de la concienciación de la población sobre este tipo de tumor. «El melanoma tiene una causa concreta: en la mayoría de los casos, la exposición lumínica está directamente relacionada con su aparición», por lo que una correcta protección es fundamental, «más en Andalucía donde se cuenta con tantas horas». «Quien no se protege del sol tiene más riesgo de padecerlo a la larga igual que un fumador tiene más probabilidad de padecer un cáncer de pulmón o laringe», afirmaron.

  • 1