Economía

Una tercera denuncia se suma a la causa penal contra Contsa

A la vía penal abierta por dos inversores de Contsa contra su presidente, José Salas Burzón, se ha sumado ahora un tercero, que reclama la cantidad más alta hasta ahora: 600.000 euros. (Foto: Paco Cazalla).

el 15 sep 2009 / 04:48 h.

A la vía penal abierta por dos inversores de Contsa contra su presidente, José Salas Burzón, se ha sumado ahora un tercero, que reclama la cantidad más alta hasta ahora: 600.000 euros. Este nuevo denunciante afirma que le ofrecieron un 45% de rentabilidad.

Cuando parecía que las aguas estaban volviendo a su cauce y a la tranquilidad, uno de los inversores de Contsa ha decidido presentar una denuncia contra el presidente de la entidad, José Salas Burzón, para reclamar la inversión que realizó en la empesa. Nada más y nada menos que 600.000 euros (unos cien millones de las antiguas pesetas), lo que supone que es la cantidad más alta que por el momento se reclama por la vía penal a la empresa, declarada en suspensión de pagos por el Juzgado Mercantil.

Este nuevo denunciante afirma que Contsa le ofreció una rentabilidad del 45% anual, según han explicado fuentes judiciales, lo que implica también que sea el intereses más alto ofrecido por la empresa de las tres denuncias penales que constan por el momento.

Las mismas fuentes indicaron que, por ahora, la denuncia no se ha acumulado a las otras dos que ya tramita el Juzgado de Instrucción número 17 de Sevilla, por las que ya fueron citados en calidad de imputados tanto Salas como el apoderado de Contsa, Fernando L. La denuncia se encuentra en fase de acumulación, con lo que en breve llegará al juzgado citado para unirse a la causa ya abierta.

De esta forma, entre las tres denuncias penales superan ya el millón de euros, en concreto, 1.120.000 euros. No obstante, las fuentes no han podido precisar en qué momento este nuevo denunciante realizó la operación con Contsa y si se ha personado en el concurso mercantil. Lo que sí pudieron indicar es que también acusan a Salas de estafa y delitos societarios, al igual que los otros dos inversores.

Estos otros dos demandantes reclaman 36.000 euros y algo más de 484.000 euros. Éste último amplió recientemente su denuncia por un presunto delito de falsedad porque Contsa no ha declarado el total de su deuda en el Juzgado Mercantil, dónde sólo había reconocido una deuda de 60.000 euros.

El otro inversor es un jubilado que depositó en la entidad 36.000 euros y que en ningún momento cobró los intereses. Además de estas dos primeras denuncias hubo una tercera, que finalmente optó por retirarse del proceso penal.

  • 1