Local

Una terna para presidir a 6.500 abogados

Tres aspirantes optan a dirigir el Colegio de los letrados sevillanos.

el 06 nov 2010 / 19:59 h.

TAGS:

La sede del Colegio de Abogados de Sevilla en el número 6 de la calle Chapineros.

El pasado 2 de noviembre se cerraba el plazo para presentar las candidaturas al Decanato del Colegio de Abogados de Sevilla. De entre los 6.500 letrados que están colegiados en Sevilla, sólo tres optan a ser decano durante los próximos cuatro años. En algo menos de un mes, se conocerá quién es el elegido o la elegida, ya que por primera vez en la historia de esta institución dos mujeres se presentan al cargo.

Los abogados sevillanos están llamados a las urnas el próximo 2 de diciembre. Ese día podrán elegir desde la papeleta que representa la veteranía a la de la juventud y la rebeldía de una nueva abogada cuya única intención es protestar por la "lamentable situación" en la que se encuentran "muchos jóvenes abogados".

Por cuarta vez consecutiva, José Joaquín Gallardo, el actual decano, vuelve a presentarse, pese a llevar 16 años en el cargo. Es el único que ha conseguido mantenerse en el puesto, ya que el resto de decanos sólo estuvieron durante una legislatura. De hecho, sus oponentes le critican por ello, pues consideran que lleva "demasiado" tiempo y que incluso "está institucionalizado y ya no representa a los abogados". Él, en cambio, considera que es una muestra del apoyo de sus compañeros, que al fin y al cabo son los que le eligieron.

Pero su vinculación con el Colegio comenzó ocho años antes, cuando fue nombrado vocal de la junta de gobierno, cargo en el que también logró la reelección. A la institución sevillana llegó de mano de Manuel Rojo Cabrera, con quien hizo la pasantía. La suya es la única candidatura completa que se presenta al cargo, ya que opta acompañado por otros 17 letrados. De hecho, diez de los componentes de su lista ya tienen asegurado el nombramiento, ya que las otros dos listas no tienen miembros suficientes como para completar la junta de gobierno. En su lista hay viejos conocidos de su equipo de trabajo, pero también caras nuevas.

Por primera vez, a Gallardo le disputarán el puesto dos mujeres, una de ellas María Amparo Garrido, de 39 años y que inició su vida colegial hace 15. El reto lo afronta ilusionada porque ser abogado "es lo que más me gusta". Ella también tiene una amplia experiencia, ya que nada más colegiarse fue nombrada vocal de la asociación de Jóvenes Abogados, entidad de la que fue presidenta entre 2000 y 2004. Además, también fue vocal y secretaria de la Confederación Española de Jóvenes Abogados.

Llegado su momento, "dejé paso", y ahora cree que ha llegado la hora de un cambio en el Colegio. Un cambio que ya ha intentado en otras ocasiones cuando formaba parte de la lista que encabezaba el letrado Luis Romero. Ahora es ella la cabeza de una candidatura compuesta por ocho abogados más que, "casualmente", son cuatro mujeres y cuatro hombres.

La tercera candidatura es, en realidad, "un acto de protesta", como ella misma lo denomina. María Dolores García es una joven abogada de 31 años y cuatro años de colegiación. Esta catalana de Olesa de Montserrat (Barcelona) llegó a Sevilla por cuestiones personales hace cinco años y prácticamente ha desarrollado aquí su vida profesional. Ella no pretende ser designada decana, es más, tiene claro que no se va a votar a ella misma. Su única motivación es hacerse oír y con ella las reivindicaciones de los jóvenes letrados que, como en su caso, tienen que empezar de cero "sin ningún tipo de ayuda".

García lamenta que los abogados tengan que comenzar a trabajar sin cobrar nada y que cuando se incorporan al mundo laboral plenamente, "si llegan", tengan que soportar situaciones como "estar más de año y medio" sin cobrar las guardias. Por eso, pide que el Colegio sea más reivindicativo y se involucre en los problemas reales del día a día de los abogados y, por ello, asegura estar dispuesta a ayudar al candidato que finalmente salga ganador con sus ideas, "sin necesidad de tener cargo alguno".

  • 1