Local

Una tienda reconduce su postura tras prohibir la entrada a perros y rumanos

Una tienda de informática situada en el municipio mallorquín de Alcúdia ha mantenido unos días un cartel que prohibía la entrada a "perros y rumanos", letrero que fue retirado el pasado fin de semana por la Policía Local.

el 15 sep 2009 / 04:44 h.

TAGS:

Una tienda de informática situada en el municipio mallorquín de Alcúdia ha mantenido unos días un cartel que prohibía la entrada a "perros y rumanos", letrero que fue retirado el pasado fin de semana por la Policía Local, según ha confirmado una responsable del establecimiento.

La mujer, una de las encargadas de la franquicia Beep de Alcúdia en la que fue colocado el cartel, ha dicho que la decisión de poner el anuncio respondió a un "calentón" de los propietarios, que estaban "hartos" de sufrir robos de personas de esa nacionalidad.

La Policía Local de esta localidad retiró el pasado fin de semana un cartel que fue colocado por los gerentes de la tienda, y en el que se podía leer, literalmente, sobre los colores de la bandera rumana: "Se prohíbe la entrada sin previo aviso a perros y rumanos, de lo contrario saldrán 'hechando' ostias".

En conversación telefónica con Efe, la responsable ha señalado que pusieron el cartel que, en su opinión, no tiene un contenido xenófobo, después de haber vivido varios robos en la tienda que, ha dicho, les hicieron "explotar".

La mujer ha reconocido que el gesto "no estuvo bien", y ha asegurado que "no va contra los rumanos", sino contra este tipo de delitos.

"Ya está bien de tantos robos", ha dicho la responsable, quien ha lamentado que la gente "sólo vea el cartel" y no "los robos" sufridos.

Por su parte, la cadena informática Beep ha pedido hoy disculpas "a todas las personas que se hayan podido sentir ofendidas" por dicho cartel.

En un comunicado, la empresa se ha desmarcado de esta "presunta actuación xenófoba" y ha indicado que la decisión fue "a título exclusivamente personal" de los responsables de la franquicia en dicho municipio.

Asimismo, la compañía ha señalado que tomará las "oportunas disposiciones" para "sancionar explícitamente este lamentable suceso", y ha comunicado que ha abierto una investigación para analizar en detalle la situación.

Beep ha rechazado además "de forma contundentemente" cualquier "acción y/o mensaje con contenido xenófobo y/o racista de cualquier índole".

  • 1