viernes, 14 diciembre 2018
22:09
, última actualización
Local

Una Torre de Babel surgida de un pasado viajero

Desde un rincón de Los Palacios y Villafranca, este joven traduce textos a empresas de todo el mundo.

el 17 feb 2012 / 21:18 h.

TAGS:

Pedro Caballero, palaciego de 32 años, licenciado en Filología Inglesa y máster en Traducción Audiovisual por la Hispalense se convenció de que las lenguas no son ninguna barrera en una de las muchas oportunidades que tuvo de traducir para sus amigos de aquí o de allá, a lo largo de sus correrías como Erasmus. Se vio tantas veces pronunciando eso de "yo te lo traduzco" para hacer de celestino, de amigo global o intérprete, que convirtió su ofrecimiento en empresa y dominio web.

Así nació www.yotelotraduzco.com. En plena crisis ha encontrado la brecha adecuada para ser rentable en cualquier idioma. Desde su pueblo natal le traduce textos a empresas del mundo entero: desde un proyecto de su Ayuntamiento hasta el convenio de una minera estadounidense, pasando por encuestas de satisfacción para los clientes de una consultora madrileña o el manual de una empresa dedicada al culturismo.

Aunque domina perfectamente el inglés y el francés, cuenta con una agenda de traductores y revisores que van del alemán al árabe y del chino al rumano. Aunque se mueve como pez en el agua por internet, no es por la red por donde le llegan la mayoría de los encargos, sino gracias al boca a boca. Claro que haber pasado los últimos tres años entre París, Londres y Bélgica es una gran ayuda.

Entre los personajes famosos que le encargan traducciones con frecuencia recuerda a la presentadora de TVE Mariló Montero. "Es de las que te dicen lo quiero para mañana", recuerda Pedro, que reconoce pasar noches en vela. Cobra 12 céntimos por palabra, "aunque si no necesito demasiados traductores o revisores, la tarifa puede bajar algo", señala. La urgencia o los tecnicismos suben los precios.

Hay encargos para prestigiosas empresas en los que hay que andarse fino. "Si es de español a inglés, después de traducirlo un nativo se lo envío a un revisor", garantiza este empresario. Tras empezar en el sector volcado en la subtitulación y el doblaje, asegura no poder quejarse desde su estudio, una Torre de Babel en la que todos se entienden.

  • 1