Local

Una TV pública sin Mercasevilla

El libro de estilo de Giralda TV elimina información judicial y aboga por limitar la política.

el 24 ene 2010 / 20:03 h.

TAGS:

Sevilla ha sido la última de las capitales andaluzas en poner en marcha una televisión municipal pero, cuando Giralda Televisión está a punto de cumplir un año, los debates en torno a su uso son una sucesión de lugares comunes, de estrategias de carácter político que se repiten en todos los ayuntamientos sin importar qué partido gobierne. Por un lado, el coste del servicio: incluso en plena crisis y con las arcas municipales asfixiadas, se encuentra hueco para financiar medios de difusión -el próximo ejemplo será la creación de la radio, mientras se preparan recortes en otros servicios-. Por otro, las irregularidades en los procesos, en el caso de Sevilla salpicados por los problemas surgidos en torno a la principal adjudicataria Onda Giralda que incluso sufrió un embargo por no pagar. Por último, el uso de los contenidos. Hoy el consejo de administración aprueba su libro de estilo que puede servir para avalar dos situaciones denunciadas en repetidas ocasiones por el PP de Sevilla: la ausencia de temas delicados como Mercasevilla de las emisiones y la falta de presencia de los partidos de la oposición.

El Manual de Estilo recoge el siguiente planteamiento: "Giralda TV no emitirá ni difundirá actuaciones judiciales incluidas en sumario en fase de instrucción con el fin de evitar posibles juicios paralelos en la sociedad. Las informaciones judiciales deben ser fruto de actuaciones públicas de la Fiscalía o sentencias". El efecto de este artículo es la supresión de informaciones sobre los casos Mercasevilla o Unidad mientras no haya una resolución, o del caso Marta del Castillo durante la investigación. Aunque pueda no estar negro sobre blanco, la consecuencia es repetir la estrategia que se lleva a cabo en Cádiz cuando el caso Zona Franca queda excluido de Onda Cádiz -dirigida por el PP- ante las airadas protestas de los socialistas, o cuando la investigación del caso Gürtel queda excluida en Valencia pese a las protestas del PSOE. El mismo problema pero con lecturas distintas según se esté en el Gobierno o en la oposición.

Al margen de esta selección de contenidos, no hay televisión municipal que resista un análisis sobre el reparto igualitario de contenidos entre los partidos. Giralda TV no es una excepción, y así lo confirmó un reciente estudio del Consejo Audiovisual de Andalucía que alertaba de la excesiva presencia de PSOE e IU y la ausencia del PP. El libro de estilo plantea la siguiente línea: "Debemos evitar dedicar el espacio de información política a reflejar las consignas de los grupos políticos (...) Los ciudadanos buscan información cercana de asuntos e iniciativas que les afecten directamente, ya que las decisiones del Gobierno local son las que resultan más visibles (...) las declaraciones de los líderes políticos de Gobierno y oposición deberán ser reflejadas, pero no podemos convertir la información política en un carrusel de declaraciones". El objetivo es prescindir -salvo en elecciones- de información política. Es un criterio. El problema es su efecto: si sólo cabe información institucional, sólo tienen sitio PSOE e IU, porque el PP no tiene capacidad de gestión, sólo política. ¿Debe por tanto quedar excluido pese a tener los mismos concejales que el PSOE?

Y no sólo se establecen límites por el contenido, también por las formas. En su libro de estilo se cuestiona si acudir a ruedas de prensa o convocatorias en las que no se atienda a las preguntas de los medios de comunicación, salvo que su contenido sea especialmente relevante. En la política municipal este tipo de prácticas son frecuentes, especialmente en el caso del alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín. ¿Pueden por tanto quedar excluidas sus comparecencias o son siempre lo suficientemente relevantes?

El precario equilibrio se producen también en contenidos de carácter social. El libro de estilo insta a poner límites a la cobertura de la Semana Santa, una de las grandes apuestas de Giralda TV: "Las procesiones se deben presentar como un acontecimiento de diversos matices y no centrarse en los aspectos religiosos (...) hay que ofrecer contenidos variados incluso en Semana Santa". Otro criterio que se somete a una reinterpretación política y económica.

  • 1