Deportes

Una UEFA de Champions

El Sevilla inicia este jueves una nueva aventura por el torneo que le cambió la vida y que tanto hizo disfrutar al club y a su afición. Sólo tres han logrado conquistarlo en tres ocasiones y, por si eso fuera poco, en esta edición el nivel de los participantes más que ser bueno, casi asusta.

el 15 sep 2009 / 11:51 h.

El Sevilla inicia este jueves una nueva aventura por el torneo que le cambió la vida y que tanto hizo disfrutar al club y a su afición. Sólo tres han logrado conquistarlo en tres ocasiones y, por si eso fuera poco, en esta edición el nivel de los participantes más que ser bueno, casi asusta.

Milan, Tottenham, Manchester City, Valencia, Ajax, Schalke 04, Aston Villa, Hamburgo, Benfica, Udinese, Everton, CSKA Moscú, Feyenoord, Hertha Berlín, Sampdoria, Stuttgart, Borussia Dortmund, París Saint-Germain, Nápoles, Portsmouth, FC Moscú? La nómina de candidatos al título habla por sí sola, no sólo ya por la historia de muchos de ellos -hasta seis campeones de Europa pelearán por esta Copa de la UEFA- sino por el potencial futbolísitico que tienen en la actualidad.

Figuras como Kaká, Ronaldinho, Schevchenko, David Villa o Robinho, entre otras muchas, estarán sobre el césped.

Todos habrían querido disputar la Liga de Campeones y cualquiera de ellos podría haberlo hecho este año. Por ello, el nivel que dan a la Copa de la UEFA hace de la presente edición la mejor de los últimos años. En las dos anteriores en que tomó parte el Sevilla hubo aspirantes con mucha historia detrás y un alto potencial.

Equipos como Middlesbrough, Schalke, Zenit, Hamburgo, Roma o Stuttgart lucharon por la copa que acabó conquistando el Sevilla en Eindhoven; en la edición posterior, Espanyol, Werder Bremen, Tottenham, Bayern Leverkusen, París Saint-Germain o Newcastle aparecían entre los grandes ilustres dispuestos a llegar a la final de Glasgow.

En ambas ediciones el camino fue duro, pero ahora se antoja incluso más difícil, con el todopoderoso Milan por gran favorito. El equipo que salga campeón en Estambul, desde luego, tendrá un mérito innegable. Aunque sea el propio Milan.

Para el Sevilla, la experiencia será una de las bazas. Sigue contando en su plantel con muchos jugadores que ya conquistaron este torneo en dos ocasiones y el primer paso debe darlo el jueves ante el Salzburgo.

Es un rival teóricamente inferior en cuanto a potencial, pero dejar en la cuneta a uno de los grandes protagonistas de la UEFA en los últimos años.

Precisamente, la motivación debe ser otra baza del Sevilla. Su principal objetivo esta temporada es clasificarse para la Liga de Campeones, un reto que el pasado año fue imposible alcanzar y que podría tener mucha influencia en la forma de encarar (rotaciones, etc.) la UEFA.

  • 1