martes, 19 marzo 2019
21:57
, última actualización
Local

Una Unión que funciona

Andalucía no ha dejado de crecer desde que España ingresó en la UE, que ahora está presidida por un país con un Gobierno euroescéptico.

el 15 sep 2009 / 21:19 h.

Gran regalo de Reyes.¡Menudo suspiro de alivio salió de la sede del PSOE cuando se supo que el PP (Mariano Rajoy) nombraba a Jaime Mayor Oreja como cabeza de lista a las elecciones del Parlamento Europeo! Se temía entre los socialistas que la designación recayera sobre un político más joven, brillante y competitivo. Mayormente el político escogido es un vaticanista amortizado que ya perdió frente a Josep Borrell en el año 2004.

Andalucía Avanza.Desde el ingreso de España en las Comunidades Europeas, hoy Unión Europea, en 1986, Andalucía no ha dejado de acercarse a la media comunitaria y eso es lo que ha vuelto a ocurrir, según Eurostat, en 2007 que acaba de hacerse público. En tasa de crecimiento del PIB, Andalucía alcanza la cuota del 3,6%, prácticamente igual que la media española (3,7%) y siete décimas más que la media de la Europa (2,9%). Pero es que la tasa de crecimiento media del periodo comprendido entre el 2000 y 2007, Andalucía se sitúa en segundo lugar entre las regiones españolas, con el 3,69%, siendo la media de nuestro país el 3,39. Es una tendencia sostenida a lo largo de los últimos 20 años, lo que confirma que Andalucía ha sabido gestionar con éxito los fondos de la UE y situarse, poco a poco, entre las comunidades de Europa que más ha avanzado en términos relativos. Empleando el índice 100 de la UE a 27, Andalucía está ya en 82,20 puntos más de los que tenía hace un cuarto de siglo. La tesis según la cual Andalucía ha dejado atrás el subdesarrollo, se ha modernizado y mejorado sustancialmente, tiene un soporte estadístico incontestable.

El sufrimiento palestino.La estrecha franja de Gaza se ha convertido no sólo en la mayor cárcel a cielo abierto del mundo sino la ratonera donde son masacrados los palestinos por el ejército israelí que viola así todo derecho internacional humanitario (¡van ya mil muertos!), hace caso omiso a los llamados de la comunidad internacional y a las resoluciones del Consejo de Seguridad de NNUU, ignora a los pueblos del mundo que se han echado a la calle horrorizados por la tragedia, sin que por ello gane el Estado de Israel más seguridad ni estabilidad porque la solución del conflicto, está de sobras demostrado, no tiene una salida militar sino política y diplomática, que es la vía emprendida por la Unión Europea.

El hecho de que Hamás sea una organización extremista que hostiga con cohetes caseros a Israel, no puede convertir en blanco de éstos al millón largo de civiles palestinos que viven en Gaza. La criminal y desproporcionada reacción militar israelí beneficia paradójicamente a Hamás, debilitando a la Autoridad Palestina y a su presidente Abu Masel y hace cada vez más difícil y arduo reencontrar una nueva hoja de ruta y unos interlocutores válidos para un nuevo proceso de paz. Un inmediato e incondicional alto el fuego se impone y una solidaridad masiva con el pueblo palestino debe ser la inmediata reacción de los pueblos del mundo.

La presidencia checa de la UE.El primero de enero comenzó la presidencia semestral de la UE que corresponde a la República Checa. Un acontecimiento, el que un país del antiguo Pacto de Varsovia dirija los destinos de Europa, que debería ser acogido con júbilo, ha sido recibido con preocupación. ¿Las razones?, pues que tanto el presidente de la República Checa, Vaclav Klaus, como el Gobierno presidido por el primer ministro Mirek Topolanek, son profundamente euroescépticos, no ven a la UE sino como un escueto mercado común sin dimensión política, el primero se niega a firmar el Tratado de Lisboa hasta que no lo haga Irlanda, aunque su parlamento lo apruebe (lo que ocurrirá probablemente en febrero) y ha retirado las banderas europeas de todos los edificios públicos de Praga.

En medio de la crisis económica y financiera mundial que tiene su origen en la escasa regulación de los mercados financieros y el fracaso de los organismos de control, las autoridades checas han puesto entre sus prioridades para la presidencia...¡combatir las regulaciones! En la pendiente negacionista hasta combaten con gran violencia verbal a los que hablan (la ONU, por ejemplo) de cambio climático y calentamiento de la tierra. Y, por supuesto, sacralizan el neoconservadurismo de Bush.... eso sí, Europa siempre supera los obstáculos. Veremos.

  • 1