martes, 11 diciembre 2018
23:41
, última actualización
Deportes

Una unión sellada a cal y canto

La directiva del Mairena apoya sin fisuras a Juan Carlos Gómez. En las oficinas de la Calle Capuletti no sopesan proceder a su destitución.

el 10 mar 2015 / 13:44 h.

Juan Carlos Gómez, pensativo en el banquillo del Mairena. / inma Flores Juan Carlos Gómez, pensativo en el banquillo del Mairena. / inma Flores Francisco Sánchez no sopesa destituir a Juan Carlos Gómez como técnico del Mairena. La derrota encajada en el Miguel Román ante la Peña Deporti­va Rociera ha decepcionado al presidente de la directiva alcoreña y a su grupo de colaboradores, aunque en las oficinas de la Calle Capuletti no se ha planteado la posibilidad de proceder a su despido fulminante en el caso de que el San Juan de Juan Carlos Menudo profane el San Bartolomé. La confianza, al menos de momento y salvo que se produz­ca una hecatombe, es de carácter ilimitado. El máximo responsable del ejecutivo y el núcleo duro del staff consideran clave mantener la confianza en el tercer técnico que asume los designios del cuadro albinegro, al que anteriormente dirigieron Eusebio Navarro, que formalizó su dimisión, y Rogelio Sánchez, que decidió abandonar el banquillo por temas laborales. La imperiosa necesidad de dotar de una alta cuota de estabilidad a los entrenamientos diarios de los jugadores ha pesado en que en las dependencias del San Bartolomé ningún integran­te de la junta haya planteado a Sánchez el extremo de una posible y repentina destitución. Además, y según ha podi­do conocer El Decano Deportivo, en el hipotético y caso extremo de que se optara por cercenar el vínculo contractual del exsevillista con la entidad alcoreña, el elegido pa­ra tratar de evitar el descenso al grupo II de Primera Andaluza sería uno de los preparadores que pertenecen a los escalafones inferiores. Javier Ortigosa, que ejerce en el filial de Tercera Andaluza, o Ángel Domínguez, que comanda al Juvenil A, que milita en Segunda Andaluza, serían los favoritos.

  • 1