viernes, 14 diciembre 2018
08:08
, última actualización
Local

Una veintena de colectivos clama contra el parking de la Alameda

el 07 may 2012 / 21:39 h.

TAGS:

Unos 200 vecinos y representantes de colectivos se dieron cita a las puertas del centro cívico Las Sirenas.
Los vecinos se levantan, como pasara hace 14 años, contra la construcción de un parking en la Alameda. Más de una veintena de colectivos, entre entidades vecinales y culturales, Ampas de los colegios, grupos ecologistas y hasta clubes deportivos, rescataron esa plataforma con la que, en 1998, desecharon por vez primera la idea de un aparcamiento subterráneo, planteada por la que fuera alcaldesa, Soledad Becerril (PP).

"Aquella vez lo paramos, y esta vez también", afirmó Pedro, un vecino del barrio que, megáfono en mano junto al centro cívico Las Sirenas, alentó a las 200 personas que se congregaron en la Alameda de Hércules. Uno a uno fueron mostrando su rechazo al parking, entre ellos varios comerciantes, cuya opinión ha sido utilizada por el Ayuntamiento como razón de peso para iniciar los trámites del parking. No piensa así, Esperanza, de El Gusanito Lector, un negocio de la zona, que denunció que el Consistorio los "está utilizando". "Si construyen un aparcamiento, no será en nuestro nombre", reivindicó, no sin antes concretar que, a pesar de ello, la opinión de los comercios se encuentra dividida.

A esas voces se sumaban otras que hacen de altavoz de los vecinos, como la asociación La Revuelta, que convocó la asamblea, así como las de Alameda de Hércules, San Lorenzo o Areneros de San Gil. También acudieron y dieron su apoyo las Ampas de los centros educativos San Isidoro, Sor Ángela, Huerta de Santa María y SAFA, así como otros colectivos como Facua o CCOO.

Los asistentes, además, no cargaron sus críticas exclusivamente contra el gobierno municipal, sino que redistribuyeron la cuota de responsabilidad con la asociación de comerciantes (Aprocom), a los que acusaron de querer convertir la Alameda en "el nuevo aparcamiento para los negocios del Centro".

Así lo dejaron entrever portavoces de entidades como A Contramano, Peatones de Sevilla o IU, que sí aprovechó para calificar de "barbaridad" este cambio de modelo de movilidad. El PSOE también estuvo representado por dos ediles -Antonio Muñoz y Juan Carlos Cabrera-, aunque sólo asistieron como oyente de las demandas. El debate, que se alargó por espacio de dos horas, concluyó con la constitución de la plataforma, que se presentará oficialmente el próximo jueves, el inicio de una recogida de firmas, tanto de vecinos como de comerciantes, y el anuncio de un calendario de movilizaciones. Entre las protestas más llamativas, se repiten algunas acciones que tuvieron cierto éxito en el pasado. Es el caso de una concentración lúdica con la que cortarán el carril de circulación del tráfico privado de la Alameda durante toda una jornada. También se consensuaron dos marchas. La primera será ciclista e irá de la Alameda a Parque Alcosa. Con ello, unirán fuerzas con los vecinos que se movilizan contra la SE-35 y el impacto qué supondrá para el Parque del Tamarguillo. La segunda va dirigida a los que rescataron la idea del parking, ya que iría hasta la casa consistorial, pero pasando antes por las calles más comerciales del Centro para que "todos perciban el malestar vecinal".

También se visualizará ese enfado por las redes sociales y con pancartas en los balcones, donde se plantearon lemas como No al zoidoparking. Antes de anunciar esas movilizaciones, el concejal de Participación Ciudadana, Beltrán Pérez, ya avanzó que "tomarán nota" de lo que saliera de esa reunión, aunque aclaró que ni el Consistorio aglutina todas las voces de la ciudad, "ni ningún colectivo". Además, aprovechó la oportunidad para indicar que lo que se plantea es una "protesta preventiva", ya que "sólo se han iniciado los trámites" para permitir que haya más parkings en el Centro.

  • 1