Local

Una veintena de desempleados de la construcción se encierran en un convento

Alrededor de una veintena de desempleados del sector de la construcción permanecen encerrados en el convento de Santo Domingo de Cádiz y anuncian una huelga de hambre "indefinida" de no llegar a un acuerdo con la Administración para lograr un puesto de trabajo que les permita salir de la debacle económica.

el 16 sep 2009 / 06:36 h.

TAGS:

Alrededor de una veintena de desempleados del sector de la construcción permanecen encerrados en el convento de Santo Domingo de Cádiz y anuncian una huelga de hambre "indefinida" de no llegar a un acuerdo con la Administración para lograr un puesto de trabajo que les permita salir de la debacle económica.

Así lo explicó, en declaraciones a Europa Press Televisión, uno de los portavoces del colectivo, Daniel Castiñeira, quien relató que se vieron obligados a encerrarse en este convento gaditano cuando la crisis económica alcanzó su punto más álgido dejando "huella" en la localidad.

En este sentido, lamentó que existan "muchas empresas" de la construcción que "vienen de fuera con sus trabajadores" para realizar labores del sector en la capital gaditana "sin tener en cuenta a los trabajadores de Cádiz".

En ese momento y tras quedarse en situación de desempleo, este colectivo comenzó una serie de movilizaciones a las puertas del ayuntamiento gaditano con el fin de reclamar un puesto de trabajo estable. Sin embargo, esta reivindicación no surtió efecto, por lo que decidieron llevar sus acciones dentro del convento de Santo Domingo, donde cumplen ya "25 días de encierro".

Asimismo, Castiñeira aseguró que son "veinte" los desempleados que permanecen encerrados, mientras que otros "veinte" llevan acciones diariamente ante el Consistorio. Además, indicó que "todos" se encuentran en situación de desempleo, si bien señaló que "la mayoría no tiene ningún ingreso, ni cobra el paro o el subsidio y tienen muchas bocas que alimentar".

Por ello, apuntó, su objetivo con esta acción es "encontrar trabajo en Cádiz", ya sea en la construcción --el sector en el que están especializados-- o en la "empresa municipal de mantenimiento urbano", si bien están abiertos a cualquier otra opción que les permita sacar adelante a sus familias y terminar con esta situación.

No obstante, lamentó que desde la administración les dicen que "con la crisis, la cosa está muy mal" pero, dijo, "siguen viniendo empresas de fuera con sus trabajadores" a la capital.

Por último, afirmó que por el momento han conseguido que el Consistorio les conceda "una cláusula social del 50 por ciento de la contratación" de los desempleados, si bien aseguró que el próximo día 10 iniciarán una huelga de hambre "indefinida" si no consiguen un puesto de trabajo. "Esperemos que no nos dejen morir de hambre porque si no salimos con trabajo, salimos en camilla", advirtió.

  • 1