Economía

Unas 1.600 víctimas de maltrato tienen empleo gracias a Cualifica

Tienen más barreras que superar y, sin embargo, han logrado encauzar sus vidas. El 80% de las 2.000 mujeres víctimas de la violencia de género que ha participado en el programa Cualifica no sólo ha logrado un puesto de trabajo, también ha ganado en integración y autonomía.

el 16 sep 2009 / 07:49 h.

Tienen más barreras que superar y, sin embargo, han logrado encauzar sus vidas. El 80% de las 2.000 mujeres víctimas de la violencia de género que ha participado en el programa Cualifica no sólo ha logrado un puesto de trabajo, también ha ganado en integración y autonomía.

Desde que se creara hace ya nueve años, el programa Cualifica ha conseguido que casi 1.600 mujeres andaluzas víctimas de la violencia de género -de las 2.000 participantes- encuentren un empleo y logren salir adelante de manera autónoma.

Como cada año, en esta novena edición del programa han participado 220 mujeres de toda Andalucía: 20 mujeres en cada provincia, excepto Málaga, Sevilla y Cádiz, que cuentan con 40 participantes cada una de ellas.

De manos de la Consejería de Empleo -que este año ha invertido más de un millón de euros- y en colaboración con la Consejería para la Igualdad y el Bienestar Social, este programa persigue fundamentalmente la inserción laboral de mujeres víctimas de la violencia mediante la mejora de sus competencias profesionales y el desarrollo personal de las mismas.

Para ello, reciben 700 horas de formación que se imparten en tres etapas distintas desde noviembre, cuando empieza el curso, hasta julio, cuando finaliza. En la primera etapa, se facilita a las alumnas conocimientos e instrumentos para que se desenvuelvan mejor en los ámbitos personal y laboral. Durante una segunda fase, las mujeres reciben formación profesional específica en ocupaciones demandadas por el mercado laboral, definidas en función de las necesidades de empleo detectadas en la provincia y sus posibilidades de inserción, la adecuación a los perfiles de las participantes y, sobre todo, las distintas posibilidades que existen para conciliar su vida familiar y profesional.

Algunas de las especialidades en las que se han formado las alumnas este año han sido auxiliar en grandes superficies, auxiliar de productos frescos y auxiliar de hostelería.

La última fase del programa proporciona a las alumnas un contacto directo con las empresas, a través de prácticas profesionales en entidades colaboradoras que reciben un reconocimiento como empresas solidarias y con las que las alumnas aumentan sus posibilidades futuras de inserción.

calidad de vida. Durante todas estas etapas, las participantes reciben un acompañamiento individualizado y un asesoramiento continuo para garantizar que las mujeres realizan el programa completo. El programa Cualifica no sólo ha logrado que numerosas muchas mujeres procedentes de los recursos de acogida de la comunidad autónoma encuentren un empleo, sino que además, ha reducido la reincidencias de los episodios violentos en sus casas y ha conseguido que éstas mejoren su calidad de vida.

Para ello, además se les facilita a las beneficiarias del programa una beca -a modo de salario-, ayudas al transporte y para facilitarles el cuidado de los hijos, ya que buena parte de ella tiene además grandes cargas familiares.

  • 1