Deportes

Unas cifras que engendran alarma

La promoción de Paco Chaparro a la primera plantilla del Betis ha supuesto un punto de inflexión en el rendimiento del filial verdiblanco. Los pupilos de José Luis Mena encadenan tres semanas consecutivas sin ganar, una racha que no firmaban desde 2005.

el 14 sep 2009 / 22:05 h.

La promoción de Paco Chaparro a la primera plantilla del Betis ha supuesto un punto de inflexión en el rendimiento del filial verdiblanco. Los pupilos de José Luis Mena encadenan tres semanas consecutivas sin ganar, una racha que no firmaban desde 2005.

El Betis B de José Luis Mena está rubricando una de las fases más oscuras de su historia reciente. El cuadro heliopolitano, pese a continuar instalado en zona de play-off, encadena tres jornadas consecutivas sin ganar, unos registros que igualan una de sus trayectorias más discretas de la presente década.

El once bético no rubricaba una minicrisis de la actual magnitud desde octubre de 2005. Y es que desde que Chaparro asumió los designios de la primera plantilla, el filial se ha sumido en un declive progresivo. En la Ciudad Deportiva han arañado un registro positivo Lucena (0-0) y Lorca (1-1), mientras que a domicilio el once de Mena sólo fue capaz de firmar tablas ante el Granada de Óscar Cano (0-0).

En la campaña 05/06, y en Tercera división, el Betis B encadenó tres jornadas consecutivas sin ganar en dos fases ligueras. En octubre del 2005, el once hispalense encajó dos derrotas, ante Portuense (1-0) y Chiclana (2-3), y sumó un empate ante el Xerez B (2-2), cifras que repitió dos meses después. Entonces, Arcos (2-1), Jerez Industrial (1-1) y San Fernando (0-1) fueron sus verdugos.

2002/03, la gran crisis.

Pese a todo, las cifras más negativas de la actual década las firmó en la temporada 2002/03 en Segunda B. En aquella experiencia, el bloque verdiblanco se sumergió en una grave crisis que se saldó con una racha de nueve jornadas sin ganar. Desde el 14 de febrero hasta el 20 de abril de 2003, el conjunto que adiestraba Miguel Valenzuela no conoció el signo del triunfo.

El Betis B computó cuatro derrotas, ante Real Jaén (1-0), Sevilla B (2-1), Extremadura (1-0) y Ciudad de Murcia (1-4); y firmó tablas ante Cacereño (1-1), Écija (1-1), Mérida (0-0), Melilla (2-2) y Ceuta (1-1). El Motril, ya descendido en su visita a Sevilla en la jornada 33, fue la víctima elegida por los heliopolitanos para reinvertir su trayectoria (3-0).

  • 1