Local

Unas rebajas de récord (pero tranquilas)

La idea de las rebajas que han comenzado hoy es sortear el varapalo de la crisis e incentivar el consumo. Son las rebajas más grandes desde hace 20 años. Pese a todo, el público sevillano comenzó a disfrutar de ellas con tranquilidad, sin aglomeraciones y sin grandes colas. La crisis sigue haciendo estragos incluso cuando los precios bajan.

el 16 sep 2009 / 05:02 h.

TAGS:

(vídeo: I. G. C.)

La idea de las rebajas que han comenzado hoy es sortear el varapalo de la crisis e incentivar el consumo. Son las rebajas más grandes desde hace 20 años. Pese a todo, el público sevillano comenzó a disfrutar de ellas con tranquilidad, sin aglomeraciones y sin grandes colas. La crisis sigue haciendo estragos incluso cuando los precios bajan.

Ni el 20 ni el 30 ni el 40. Con descuentos de hasta el 50% encaran buena parte de los comercios de Sevilla el primer día de las rebajas de verano. Ya no habrá que esperar a final de agosto para encontrar auténticas gangas en las llamadas segundas rebajas. Éstas desaparecen en pro de los descuentos iniciales más grandes desde que se creara este periodo especial de ventas, en los ochenta.

Hasta el 31 de agosto, las rebajas más grandes de la historia de esta campaña intentarán llamar al consumo y suplir las pérdidas de la temporada de primavera -donde las ventas bajaron más de un 15%-. El objetivo es alcanzar ventas similares a las del verano pasado. Los ganchos serán una mayor cantidad de mercancía que en otras ocasiones -toda la que no se ha vendido durante el resto del año-, el mantenimiento de la calidad del material y precios mucho más bajos.

Por ello, los comerciantes sevillanos entienden que serán unas rebajas muy intensas pero bastante cortas. "Será una campaña agresiva al principio, pero así no puede mantenerse demasiado tiempo; la mercancía de nueva temporada también se sacará al público antes", argumenta José Aycart, representante de los comerciantes de Los Remedios.

Eso sí, a pesar de que esperan recuperar el ritmo de ventas y que las rebajas de verano sigan suponiendo "el 35% de todo lo que se vende en el año", como explica Agustín Rodríguez, representante de los comerciantes de Luis Montoto, casi todos tienen claro que los beneficios no serán tan buenos como cabría esperar. "Los precios bajos repercutirán en nuestro margen de beneficios, igual que el año pasado, pero hay que arriesgarse", apunta Aycart. La Confederación Empresarial de Comercio de Andalucía, CECA, estima en este sentido que las cifras de ventas en la región serán similares a las del año pasado cuando estuvieron cercanas a los 300 millones de euros.

También este organismo estima que los andaluces gastarán de media unos 85 euros durante estas rebajas, siendo moda, equipamiento de persona y de hogar los sectores que registrarán el mayor volumen de ventas. Una cantidad en la media del resto del país y algo inferior a la de años anteriores.

Incertidumbre

Aunque algunos ya tienen unas previsiones para este periodo hay otros que lo encaran con "incertidumbre y desazón". Es el caso de los comerciantes del Centro para quienes el atraso de unos 15 días del cierre de la Encarnación al tráfico, previsto para el 4 de julio, una petición que han cursado al Ayuntamiento pero del que aún no tienen respuesta, es vital para tener unos buenos resultados o no. "Si atrasan el cierre al tráfico, tendremos unas buenas rebajas; de no ser así, seguramente nos veremos perjudicados. Todas nuestras previsiones se basan en ello", explica Enrique Arias, representante de los comerciantes del Centro.

derechos y calidad. Al margen de las previsiones, lo que sí está claro es que las rebajas suponen una disminución de precios pero no de derechos y garantías para el consumidor. Por ello, la Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud inicia, como cada año, su campaña de inspección en los comercios para velar por el cumplimiento de la normativa.

Controlará así que la calidad de los productos sea la misma que el resto del año; que se pueden usar los mismos medios de pago que habitualmente; que se aplican los mismos criterios sobre devoluciones; que los precios de los productos experimenten una disminución y que hayan estado a la venta con anterioridad a las rebajas.

La asociación de consumidores UCE-Sevilla también da una serie de recomendaciones a los ciudadanos para que encaren estas rebajas con moderación. Recomienda evitar las compras compulsivas, conservar el ticket o factura de compra y tener en cuenta que si durante todo el año el punto de venta anuncia que se admiten cambios, deberá hacerlo también en rebajas, salvo que se indique lo contrario expresamente en un lugar visible.

  • 1