Local

Unas vacaciones a costa de ingenio y gracia

Una veintena de personas acude disfrazada a la agencia Ibertour, que regalaba viajes a los más originales.

el 16 ago 2012 / 19:28 h.

TAGS:

Una veintena de personas acudió disfrazada.
La sombrilla, el bañador e incluso la playa a cuestas. Con estos elementos tan veraniegos se presentó ayer más de una veintena de personas al sorteo de unas vacaciones a costa de un disfraz. La agencia de viajes Ibertour, situada en la calle José Laguillo, organizó un concurso de disfraces para que aquellos que no se puedan costear unas vacaciones puedan disfrutar de unos días fuera de su ciudad con "todos los gastos pagados", asegura Enrique Taviel, uno de los socios de la agencia.

 

Coronado con una bola del mundo y rodeado de un álbum lleno de instantáneas de Europa, Manuel Japón se presentó a las tres categorías posibles: playa, crucero o Europa. Este sevillano se ha pasado un semana encerrado en casa ideando tres disfraces llenos de imaginación. Pero como no podía repetir atuendo, Japón desafió al dicho de cargarse la casa a las espaldas y lo que se echó por encima fue la playa con todos sus complementos. El sevillano asegura que si no gana el concurso lo máximo que podrá viajar es "un fin de semana a una playa cercana".

Aunque la promoción llamó mucho la atención del público, sin duda la gente joven es la que más se lió la toalla al cuello. Las hermanas Mª Carmen y Fátima Palomo participaron de lo más costeras. Mª Carmen, que acabó la carrera hace tres años y está en paro, se transformó en gamba para ver si gana "un viajecito que siempre viene bien", porque si no, no se podrá ir de vacaciones.

Ana Gutiérrez, estudiante de Administración y Dirección de Empresas de 21 años, se presentó con una amiga con gafas XL y mucho protector solar con la intención de pasar unos días en la playa, y aunque en principio no le importa el destino, si la costa es gaditana o almeriense, "mucho mejor". Rocío Duque, otra estudiante con muchas ganas de irse de viaje, se atavió con las mejores galas de una azafata para ver si consigue un crucero y se despista unos días de su madre.

Dos viajes a las playas andaluzas, otro por Europa, un crucero por el Mediterráneo y una estancia en un hotel son los premios que los concursantes conocerán de aquí a dos semanas. Proveedores como Opentour, Transhotel o Pullmantour, entre otros, serán los encargados de elegir a los agraciados con las que posiblemente serán sus únicas vacaciones.

Taviel asegura que desde el año pasado las ventas en agosto y septiembre caen "en torno a un 50%". Por ello, los propietarios de Ibertour tuvieron que presionar "un poco" a los proveedores que al principio no estaban muy convencidos de la promoción para que regalesen a sus clientes unas vacaciones. Para conseguirlas han necesitado ingenio y gracia.

  • 1