Economía

Unicaja cree que lo peor de la crisis "ya ha pasado"

Andalucía cerrará 2009 con una caída del PIB del 3,7% y una tasa de paro del 27%

el 30 oct 2009 / 20:43 h.

Francisco Villalba y Felisa Becerra, durante la presentación del informe, ayer en Málaga.

Lo peor de la crisis ha pasado. Lo asegura el último informe de Analistas Económicos de Andalucía , que, no obstante, advierte de que esta comunidad cerrará 2009 con un recorte del PIB del 3,7% y una tasa de paro del 27%.

En concreto, la sociedad de estudios de Unicaja considera que desde principios de verano la economía mundial comienza a ofrecer "señales de estabilización", de ahí que, desde un enfoque "optimista", la peor crisis de los últimos cincuenta años -con caídas de producción que en el caso de Andalucía no se vivían desde la década de los 80- "ya es historia". Así, vaticinó que la recuperación económica en la comunidad comenzará en la segunda mitad de 2010.

Sin embargo, según indica el informe Previsiones Económicas de Andalucía, los efectos de la recesión aún se traducirán al cierre de este año en que 3 de cada 10 andaluces activos estarán sin empleo, lo que supone más de un millón de parados, y en un descenso del 3,7% -dos décimas más que el anterior cálculo- del Producto Interior Bruto (PIB).

Pese a los porcentajes, pesó ayer más la sentencia de la coordinadora del informe, Felisa Becerra. "Lo peor de la crisis ya ha pasado". ¿Y para cuándo salir del agujero? Se espera poder retomar las tasas positivas a finales de 2010, si bien para el conjunto del ejercicio, a pesar de que el descenso de la actividad será "menos acusado", se situará en el -0,8%, una décima menos que la media que se estima para España.

Además, explicó que en términos trimestrales, el descenso del PIB tocó fondo en Andalucía a finales de 2008, pero, en el cómputo interanual, la peor caída podría registrarse durante el tercer trimestre del presente año.

Se prevé, asimismo, que en los últimos meses de 2010 se estabilice el empleo, ya que, aunque el paro "sigue creciendo", lo hace "a menor ritmo", indicó el consejero delegado del grupo, Francisco Villalba, quien subrayó que "tres cuartas partes del periodo de crisis ya han pasado".

No obstante, según el estudio, las perspectivas para el mercado laboral en los próximos meses "no son nada halagüeñas", sobre todo si se tiene en cuenta que en la comunidad la generación de empleo necesita de tasas de crecimiento del PIB cercanas al 2%, "algo que no se prevé a corto plazo".

De este modo, el mayor recorte del empleo se producirá en el tercer trimestre de 2009, recalcó Becerra, al tiempo que aclaró que será a partir de esa fecha cuando empiece a moderarse, de manera que el número de personas ocupadas podría descender "en torno al 7,6%" en el promedio de 2009.

Atendiendo a los sectores, las previsiones de crecimiento que se esperan registrar el próximo año serán del 0,9% en la agricultura y del 0,3% en el sector servicios, mientras que la construcción, y la industria continuarán con índices negativos del 5,1% y el 4,9%, respectivamente. Por su parte, en la actividad turística, se espera un retroceso del 8% en la demanda hotelera.

Y por provincias, la contracción económica en el segundo semestre de 2009 fue más intensa en Málaga y Córdoba (-4,4%) y Almería (-4,2%), mientras que en la gaditana, Jaén y Sevilla afloraron descensos más moderados que en el conjunto de Andalucía, cuya caída se situó en el 4%.

Según el informe, este "tono desfavorable" se prolongará en 2010 en las provincias andaluzas, aunque se prevé una desaceleración en el ritmo de caída de la actividad en todas ellas.

En Sevilla. La economía sevillana ha mostrado este año un descenso de la producción "menos intenso" que la andaluza, según el informe publicado ayer por Analistas Económicos de Andalucía.

Así, destaca que en el segundo trimestre de 2009 sufrió una contracción del 3,4%, por lo que al cierre del año el descenso "no será tan acusado" como en el resto de provincias. En concreto, se situará en el 3,1%, es decir, seis décimas menos severo respecto a Andalucía.

En cuanto a la destrucción de empleo, en el segundo trimestre del año la provincia de Sevilla se situó en la línea del conjunto de la comunidad, con una caída de la población ocupada del 7,6%. Dicha reducción se concentró más en el sector servicios, con el -4,8%, cuatro veces mayor al de la región.

En la industria también se registraron datos negativos, aunque más leves, mientras que en la agricultura sí aumentó la población ocupada. Por otro lado, la construcción siguió mostrando síntomas de deterioro, aunque la rebaja de los precios de la vivienda no está siendo tan palpable (-2,9%).

  • 1