Economía

Unicaja declara un 20% menos de beneficios tras elevar sus reservas

El colchón anticrisis de Unicaja fue en 2008 superior a sus ganancias. En concreto, el beneficio neto consolidado (esto es, tiene en cuenta la actividad de la caja y de su grupo empresarial) se situó en 286,1 millones de euros, frente a los 318,7 millones que sumaron las reservas disponibles en el granero.

el 15 sep 2009 / 23:10 h.

J.R.

El colchón anticrisis de Unicaja fue en 2008 superior a sus ganancias. En concreto, el beneficio neto consolidado (esto es, tiene en cuenta la actividad de la caja y de su grupo empresarial) se situó en 286,1 millones de euros, frente a los 318,7 millones que sumaron las reservas disponibles en el granero.

¿Disponibles para qué? Para así hacer frente a la crisis económica, que en la banca se traduce en aumento de la morosidad (créditos que no se abonan) y suspensiones de pagos de empresas, que dejan colgadas sus deudas con las entidades financieras.

La caja de ahorros presidida por Braulio Medel anunció ayer que su resultado neto cayó el año pasado un 20%, hasta los 286,1 millones, precisamente por esas mayores reservas contra los posibles riesgos, política de prudencia, como la definen fuentes de la entidad y aconsejada por el propio Banco de España.

Lejos quedan los 400 millones que Unicaja pretendía ganar, pero lo cierto y verdad es que, tal y como están las cosas en su sector, el de las cajas de ahorros, se puede dar con un canto en los dientes. No en vano, la caída de los beneficios del conjunto de estas entidades en España fue del 38,7%, por la crisis, el aumento del colchón y las menores plusvalías (ingresos extras) por venta de activos.

La caja andaluza reforzó en un 82% su granero (lo que en balance aflora como provisiones y pérdidas por deterioro de activos financieros), con 318,7 millones, aunque su tasa de morosidad se ubicó muy por debajo de la media del sector (2,18%, que quiere decir que por cada cien euros prestados, han dejado de retornar 2,18, un 42% inferior al porcentaje difundido por la CECA para todas las entidades). La tasa de cobertura (dinero para hacer frente a aquella), del 151%.

Dado que los principales márgenes de Unicaja, los que miden su negocio típico financiero, evolucionaron en positivo, el revés en el resultado hay que buscarlo en las citadas reservas adicionales, en los no tan boyantes ingresos por venta de activos (de empresas y acciones) y también en el mal comportamiento de sus participaciones en bolsa.

Mientras, la inversión crediticia (el volumen de créditos otorgados) creció a un ritmo del 3,4% (hasta 25.423 millones), siendo el crecimiento de la hipotecaria del 6,7%. La entidad dice disponer de líneas de liquidez para prestar por un valor superior a los 4.000 millones de euros.

Por el lado de los recursos captados (dinero de los clientes bajo depósitos), éstos subieron un 3%, para alcanzar los 27.565 millones (por tanto, hay casi tanto prestado como en caja).

  • 1