Economía

Unicaja gana 72 millones en 2013 y destina 578 millones al crédito dudoso

El volumen de negocio alcanzó los 60.000 millones en 2013, si bien el grifo sigue cerrado como demuestra la disminución del crédito en un 8,4%.

el 07 mar 2014 / 23:44 h.

Unicaja ha protagonizado varios intentos fallidos de fusión con CCM, Cajasur y Cajasol. Unicaja ha protagonizado varios intentos fallidos de fusión con CCM, Cajasur y Cajasol. La entidad malagueña Unicaja, que está a punto de materializar la última operación de integración del mapa financiero español al absorber a Banco Ceiss (Caja España-Duero), logró cerrar el ejercicio de 2013 anotándose un beneficio neto consolidado de 72 millones de euros frente a los números rojos de 577 millones registrados en el ejercicio anterior tras destinar 1.200 a saneamientos, según informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Un resultado que atribuyó al nivel del margen de intereses (612 millones) por la reducción de los costes de financiación y el buen comportamiento de la rentabilidad de las inversiones en mercados, con lo que ha compensado el menor volumen de productos financieros en un contexto de «disminución global del crédito». El banco que preside Braulio Medel puso el acento en que, a pesar de las dificultades y del complejo entorno económico, ha logrado mantenerse entre las entidades financieras españolas con mayor grado de capitalización, con un volumen de recursos propios superior a los 2.100 millones de euros, de los que el «grueso» son de calidad, lo que sitúa su coeficiente de capital principal –que sirve para medir la fortaleza financiera de una entidad– en el 13 por ciento (tasa que supera en más de un 50 por ciento el mínimo de solvencia exigida). La entidad apostilló, además, que lo ha logrado sin haber realizado nunca emisiones de participaciones preferentes ni haber recibido ayudas públicas. Unicaja logró contener la morosidad por debajo de la media del sector –que alcanza ya el 13,6 por ciento–, de manera que su tasa se colocó en el 8,3 por ciento al cierre del año pasado, y mantiene además un nivel de cobertura de los activos dudosos del 71 por ciento. Como viene siendo habitual en el marco de la política conservadora de la entidad malagueña, la mayor parte de los recursos generados han ido destinados a cobertura de riesgos. De esta manera, 578 millones se han dedicado a saneamientos con cargo a resultados, especialmente para cubrir créditos de los clientes, así como inmovilizado procedente de deudas y participaciones inmobiliarias. Con esta nueva inyección en ese colchón, la cifra reservada a dotaciones acumulada en los últimos tres ejercicios alcanza los 2.000 millones de euros. De vuelta a los resultados, la entidad destacó la evolución de los ingresos netos por comisiones, que creció un 0,7 por ciento, por el aumento de los negocios de fondos de inversión y planes de pensiones, que han permitido compensar el descenso registrado en otras líneas. Además, los resultados por operaciones financieras alcanzaron los 241 millones de euros por la obtención de plusvalías acumuladas en las inversiones en renta fija. Los recursos administrados por Unicaja alcanzaron los 35.894 millones, un 5,5 por ciento más que al cierre de 2012, gracias al incremento de los depósitos de los clientes, que crecieron un 8 por ciento, y de los recursos captados mediante fondos de inversión, fondos de pensiones, seguros y carteras, apartado que aumentó un 10,4 por ciento. El crédito experimentó una contracción del 8,4 por ciento en 2013 que la entidad justificó que va «en línea» con el resto de entidades financieras. A cierre del año, Unicaja contaba con dos millones de clientes y un volumen de negocio de 60.038 millones. La «rigurosa política de contención y control de costes» se ha traducido en una reducción de los gastos de explotación del 3,3 por ciento respecto a 2012. Además de la Obra Social, ha impulsado líneas de financiación específicas para pymes, y de apoyo a las familias como la vivienda de carácter social, detalló.

  • 1