Economía

Unicaja guarda el mayor colchón antimorosidad de todas las cajas

Ganó el año pasado un 28% menos, hasta los 205 millones de euros.

el 19 feb 2010 / 13:00 h.

Braulio Medel, ayer, durante la presentación de resultados en Málaga.

En un año, 2009, marcado por la crisis económica, Unicaja obtuvo un beneficio neto consolidado de 204,8 millones de euros, el 28,4% menos respecto a 2008. Tres fueron las claves en sus cuentas.

Primero, los márgenes que miden el negocio típico bancario saldaron el ejercicio en positivo. Segundo, el férreo control de la morosidad y, aun así, el aumento de las provisiones (colchón anticrisis) para cubrir riesgos de impagos. Y por último, los ingresos, de 210,21 millones, que reportó su salida la pasada primavera del capital social de la operadora France Telecom España.

De la cuenta de resultados destaca el 14,60% de subida del margen de intereses -mide la actividad típica bancaria de prestar dinero y remunerar los depósitos-, hasta 756,3 millones-.

Al caer los ingresos por otras operaciones financieras y, debido al menor trasiego empresarial por la crisis económica, también las comisiones, restaron al margen bruto, que se quedó con un aumento del 6,9%.

En cambio, la contención de gastos administrativos y de personal -contribuyó a ello el cierre de oficinas, 20 el año pasado, hasta las 898, según consta en el Informe Anual de Gobierno Corporativo- hizo que el margen de explotación (quita al bruto los citados costes) aumentara el 12,1%, dato esencial para la mejora de la eficiencia en 2,7 puntos, al 39,5% (de cada euro ingresado, cuánto se va en gastos operativos).

La caja andaluza presidida por Braulio Medel -quien se encargó de presentar ayer los datos en Málaga, algo que él no suele hacer- detalló que en 2009 la cartera crediticia apenas aumentó el 0,24%, hasta los 25.500 millones, mientras que la captación de recursos (dinero de los clientes) lo hizo un 5,4%, para superar los 33.000 millones.

En este sentido, ha sido estrategia común de las entidades financieras centrar su atención en la cosecha de domiciliaciones de nóminas, pensiones, etcétera, y en la prudencia al medir el riesgo de los préstamos.

Uno de los porcentajes que en estos tiempos de crisis económica más se mira en la banca es el de la morosidad, que se situó en el 2,9% -por así decirlo, de cada cien euros prestados, 2,9 o no regresarán o están en peligro de hacerlo-.

Medel hizo hincapié en tal ratio, al distar mucho del 5,1% de media del sector financiero y colocarse entre las seis de menor calado en el sistema bancario español. La tasa de cobertura de la mora fue del 137% -de cada cien euros morosos, existen 137 en provisión para hacerles frente-, que es, según resaltó, la más elevada (porcentualmente) de todas las cajas.

No en vano, sin los 100 millones adicionales destinados a reservas voluntarias, el beneficio de la entidad sólo hubiera bajado un 0,5% interanual.

El directivo, asimismo, incidió en el fortalecimiento mostrado por los recursos propios y los niveles de solvencia.

En cuanto a la cartera de participadas empresariales, Unicaja, después de haberse desprendido de acciones en 2008, acudió a la ampliación de capital de Iberdrola con 20 millones de euros para así no diluir su actual porción del 1,5% en la eléctrica.

La principal desinversión de 2009, la citada en France Telecom, según detalla el Informe Anual de Gobierno Corporativo remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

  • 1